Destacadas, Personas

Soy suficiente

Posiblemente haya pasado por tu cabeza muchas veces el pensamiento de “Debería ser mejor” “tendría que hacer más cosas” “No soy apto/a” “No tengo los recursos para lograrlo” “Yo? No… No puedo lograr eso”.

Esto genera un autodiálogo que te cierra de  posibilidades, imposibilitan el parámetro hacia las cosas que sí puedo lograr hacer. Solemos caer en un autoboicot del cual nos es difícil salir.

Por otro lado, en ocasiones son los demás que me hacen creer que no tengo posibilidades, que soy insuficiente para alcanzar lo que quiero o ser como busco ser.

Ya sea generado por un diálogo interno tortuoso o porque alguien externo me lo dijo, todos hemos pasado por momentos malos y en los cuales la confianza hacia nosotros mismos se vuelve nula o muy leve.

Pensar “Si lo pudiera hacer mejor”, “si tendría tal habilidad”, “debería haberlo hecho de otra forma”, entre otros pensamientos limitantes. Solo me lleva a seguir disminuyendo mi autoconfianza. Y no nos deja abrir el lugar al aprendizaje, a utilizar las situaciones que no fueron gratas para generar nuevos aprendizajes y experiencias para saber cómo manejarme la próxima vez que me ocurra algo parecido.

Todo esto se puede revertir, comenzando con un proceso en el que cambias tu mirada y pensamiento, aclarando que los pensamientos de no posibilidad o las malas vivencias fueron distorsionados.

Al ocurrir esto, el mensaje de “no soy suficientemente bueno/a” “no puedo” “no soy capaz”, entre otros, se empiezan a desprender y soltarse. Llevándote a perdonar a los demás y sobre todo, perdonarte y aprender a aceptarte tal cual sos.

Tener este nuevo pensamiento, te lleva al camino de querer aprender para poder ser mi mejor versión cada día. Tenemos las habilidades dentro nuestro, pero no nos damos cuenta porque nunca nos permitimos sacarlas a la luz.

De esta manera, nos proponemos cambiar la definición que teníamos anteriormente y sacarnos esa cognotacion negativa. Allí puedo decidir quién estoy siendo o quién quiero ser mañana. Te genera una sensación de libertad, de empezar de nuevo desde cero.

Cree que ¡sos todo lo que tenes que ser en este momento!

Declara que sos tu mayor recurso, “si me tengo a mi mismo/a es lo mejor que puedo tener”

Solemos ponernos a lo último, creer que necesito de otras personas para vivir. Esto es un error debido a que nuestra mejor compañía y quienes nos vamos a acompañar conviviendo toda nuestra vida somos NOSOTROS/AS MISMOS/AS.

Te comparto estos puntos:

  • ¡Empezá por vos!: el auto-respeto, amor propio, autoestima. Nadie te lo puede dar, solo vos.
  • Nadie lo está haciendo mejor que vos, porque nadie puede hacerlo mejor que vos: la persona que está corriendo tu carrera sos vos, sos quien tiene la capacidad de vivir la carrera.
  • Estás donde tenes que estar: donde estás en este momento, es donde debes estar y lo que te lleva hacia donde querés estar mañana. Es el camino que te lleva.
  • El dolor sirve para aprender: aunque en el momento de la tormenta, lo veas como algo negativo. Te brinda aprendizaje para mañana vivirlo de otra manera.
  • Lo que podrías ser, solo pasará si te lo permitís: debes permitirte desarrollar las habilidades que querés tener.

Soy merecedor/a de lo que quiero obtener. Quiero, puedo y me lo merezco.

Soy capaz, hábil y suficiente.

Contenido exclusivo para MASSNEGOCIOS Diario Online

Fuente: Estefanía Talaván

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com