Coaching

El músculo del cambio

Cambia… todo cambia…

Todo está en permanente cambio, nada es igual. Un segundo después no es igual al segundo ante, por lo tanto, al final, el cambio llega, se produce, pero muchas veces no estamos preparados para ello, rechazamos ese cambio, no sabemos afrontarlo…

El cambio no es un evento, es una sucesión de pequeñas decisiones cotidianas que van rompiendo con lo que solías ser, y van revelando lo que realmente eres.

Hoy quiero regalarte 3 pasos para que definitivamente abraces el cambio, te sumerjas en la cultura del cambio y vayamos siendo parte de él… Sé parte del cambio, mientras vos no cambies nada cambiará, sé el promotor del cambio de tu mundo, de tu alrededor… Sé vos el cambio que quieres ver fuera.

PRIMER PASO: Toma de consciencia

Te pregunto…

  • ¿Qué cosas estás tolerando que ya no querés seguir tolerando?
  • ¿Estás trabajando en lo que realmente querés?
  • ¿Te apasiona tu vida?
  • ¿Estás viviendo lo que realmente crees que es tu misión?
  • ¿Pasas el tiempo que querés pasar con tu familia?
  • ¿Pasas el tiempo que querés emplear en tus hobbies, amigos?
  • ¿Tenés los recursos económicos que querés?

Hacete todas estas preguntas y respondértelas, si hay más de dos que estás respondiendo NO, día tras día, está claro que necesitas un CAMBIO, que querés un cambio, que tu vida está pidiendo ese cambio.

SEGUNDA PASO: Practicá, aprendé a hacer cambios

Animate a practicar, hay que hacer músculo del cambio y ¿cómo puedes hacerlo?

Te invito a pasar a la acción.  Elegí 5 cosas que quieras cambiar, que las tengas identificadas, si no la tenés identificadas, toma una hoja y responde estas preguntas:

  • ¿Qué quiero cambiar?
  • ¿Cómo quiero cambiarlo?
  • ¿Cuándo quiero cambiarlo?
  • ¿Para qué quiero cambiar esto?
  • ¿Qué pasaría si no lo cambio?
  • ¿Cómo me sentiría si lo cambio?

TERCER PASO: Revisa tus creencias

¿Qué te estás diciendo en los momentos que querés hacer un cambio? Eso que te decís, tus creencias ¿te están ayudando a conseguir ese cambio? o por el contrario, ¿te están frenando o bloqueando?

Comenzá a pensar la situación de otra manera. ¡Que de tu boca salgan palabras de posibilidad!

  • Yo puedo
  • Soy capaz
  • Tengo todo lo necesario para lograrlo

“Si crees que puedes, tienes razón.

Si crees que no puedes, también tienes razón”. – Henry Ford

El viento al igual que se lleva cosas, también trae nuevas cosas.

Todo cambio, trae vientos nuevos.

Te enseña de lo que eres capaz, te trae nuevas personas a la vida y aleja de otras. Trae nuevas experiencias, nuevas emociones.

Todos los días son diferentes, todos los días traen cambios en tu vida, y todos los días te estás haciendo mejor persona, mejor profesional. Todos los días progresas, aunque te gustaría ir más rápido de lo que tu realidad te hace ver. Por lo tanto, los cambios, aunque ahora no creas que es así, siempre traen cosas buenas.

Cuando la gente o vos mismo, dicen que no sos el mismo que la última vez que te vieron, es debido a los cambios. Los cambios traen avances, confianza, descubrimiento de talentos, toxicidades que se marchan y amores que vienen.

¡Vamos!!! ¡Por un 2021 de cambios llenos de aprendizajes!

Los quiero, beso grande.

Contenido exclusivo para MASSNEGOCIOS Diario Online

Fuente: Estefanía Talaván

 

© 2016 MASSNEGOCIOS

Desarrollado por Joel Ovejero