Pulsa «Intro» para saltar al contenido

Ganancia VS sustentabilidad: ¿una excluye a la otra?

Se estima que la población mundial llegará a más de 9 mil millones para el 2050  y la FAO, Organización de Alimentos y Agricultura, calcula que se necesitará producir un 60% más de alimentos para alimentar a dicha población, un aumento considerable que sin duda afectará al planeta. Si a esto le sumamos el impacto del cambio climático en las cosechas y la necesidad de disminuir los desperdicios de la cadena de suministro, no es difícil ver por qué el sector de alimentos y bebidas está cada vez más presionado para ser sustentable, explica Rubén Belluomo, Gerente Comercial de Infor Cono Sur.

La presión de la cadena de suministro y la fluctuación de la demanda de los clientes significa que las empresas de esta industria deben lograr hacer más con menos. Se espera que la industria aumente sus credenciales de sustentabilidad, trabajando duro para ahorrar dinero y ser rentable aun frente a los desafíos más disruptivos del mercado. Esto hace que muchos se pregunten si en verdad es posible ser sustentable y rentable, aunque en realidad, ya no es una opción. La sustentabilidad es una parte crucial de cómo se hacen los negocios en la actualidad.

Sustentabilidad: una prioridad en aumento

En la industria, los niveles de desperdicios son enormes con un descarte de aproximadamente un tercio de los alimentos producidos en el mundo (se estima que un tercio se pierde en el tránsito debido al mal planeamiento y mala refrigeración, también se deben considerar los desperdicios durante la producción). La mayoría de los consumidores tienen en cuenta la sostenibilidad cuando seleccionan los productos que compran y cada vez más evalúan a las empresas conforme a su compromiso ambiental.

La presión reglamentaria aumentará cada vez más. Gracias a la naturaleza de las cadenas de suministro de alimentos y bebidas, los requisitos locales de sustentabilidad y específicos para cada país se están volviendo globales y aplicables a todas las fronteras si las organizaciones desean continuar haciendo negocios en el mercado internacional. Además, la suba de los precios energéticos lleva a más empresas a priorizar la eficiencia energética, haciéndose más sustentables como parte de los esfuerzos para recortar costos.

La sustentabilidad ayuda al crecimiento

Al considerar la sustentabilidad, es imperativo evaluar los beneficios empresariales que se pueden lograr al adoptarla. Cada vez más se ven opciones financieras preferenciales disponibles para empresas de alimentos y bebidas que pueden comprobar su foco en el cuidado ambiental. Además, las fuentes no sustentables de materia prima son cada vez más costosas. Disminuir los desperdicios sin duda ayuda a la rentabilidad y algunas empresas innovadoras están utilizando los productos laterales transformándolos en fuentes adicionales de facturación. Por otro lado, la atracción de talentos es otro beneficio de ser una empresa sustentable. La mayoría de las personas quieren trabajar en empresas éticas que tengan el compromiso de lograr un mundo mejor para todos.

Quizás lo más importante de todo es el aumento de la demanda de los consumidores por productos sustentables, es decir que las empresas amigables con el medio ambiente son las que tendrán mayor parte del market share. Ya no es “si…”, sino “¿cuándo?” se adoptan principios sustentables en el sector de alimentos y bebidas. Para responder la duda original, no se debe considerar sustentabilidad versus rentabilidad, especialmente en el sector de alimentos y bebidas, sino que la sustentabilidad equivale a rentabilidad.

Relevamiento del riesgo de sustentabilidad

La necesidad de una mayor sustentabilidad no cambia el hecho de que, para algunos, adoptarla parece una tarea difícil que puede potencialmente involucrar una inversión considerable. En realidad, no tiene por qué ser así, las iniciativas pequeñas ambientales ya resultan claves para hacer una diferencia. 

Las empresas individuales deben relevar integralmente el riesgo de no ser sustentables antes de embarcarse en cualquier iniciativa, para esto, hace falta contar con datos de todo a lo largo de la cadena de suministro. El acceso a datos claves permite a las organizaciones evaluar íntegramente el riesgo que enfrentan si no son sustentables, con evidencia tangible de por qué y cómo la sustentabilidad es la puerta para mayor crecimiento y rentabilidad. 

La colaboración en la cadena de suministro es clave y se facilita con tecnología, afirma Infor. Las cadenas de suministro que forman la columna vertebral de la industria de alimentos y bebidas son complejas y de múltiples facetas. Por eso, los procesos manuales ya no alcanzan para saber exactamente cómo un negocio impacta al medio ambiente y cómo se pueden mitigar los efectos manteniendo la rentabilidad.

Transformar datos en visibilidad

Actualmente se maneja una enorme cantidad de datos y saber qué hacer con ellos es lo que marca la diferencia. Se necesitan soluciones con funcionalidades sustentables, tecnología que crezca junto con la empresa y con la rápida evolución de normas que surgen durante las operaciones, comenta Infor. El uso de machine learning en una fuente única de información de la cadena de suministro puede lograr resultados no conocidos e informar sobre el máximo impacto de las iniciativas de sustentabilidad.

Por ejemplo, una mayor precisión en los pronósticos puede disminuir desperdicios en todos los puntos de la cadena de suministro, como también ahorrar en los costos asociados de tener una producción excesiva o que no sea suficiente. El aumento de la optimización es otro beneficio tanto para el medioambiente como para la rentabilidad, junto con la visibilidad adecuada que permite innovaciones como un mejor uso de las fechas de vencimiento y estantes inteligentes. Todo esto contribuye a disminuir el impacto ambiental de la industria de alimentos y bebidas mejorando la satisfacción de los clientes y superando las expectativas de los clientes.

Esta visibilidad y colaboración es lo que logra una toma de decisiones inteligente que resulta vital para la industria y para asegurar el futuro del planeta manteniendo la rentabilidad del sector. La inversión en iniciativas de sustentabilidad representa la estrategia más efectiva para lograr rentabilidad a largo plazo con la tecnología disponible para aprovechar el uso de los datos existentes, resume Infor.

Sé el primero en comentar

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *