Mundo CEO

Entrevista a Kevin Hartz CEO de Eventbrite

Kevin comenzó su carrera como director de productos y, posteriormente, fue cofundador de ConnectGroup, empresa que proporciona acceso a Internet de alta velocidad al sector de la hostelería y que acabó siendo adquirida por Lodgenet. Después fue cofundador y director general de Xoom Corporation, empresa internacional de transferencia de dinero que ofrece servicios en más de 30 países en todo el mundo.

Ha sido inversor y consejero activo en la creación de nuevas empresas, como PayPal, Pinterest, Lookout, Milo (adquirida por eBay), TripIt, entre otras. Actualmente es co-fundador de Eventbrite, que junto a Eventioz, forma una sociedad join venture.

¿Qué características tiene que tener un emprendedor?

Los emprendedores deben trabajar de una manera en la que piensen que las cosas deben cambiar. Deben, constantemente, estar pensando en cómo funcionan las cosas y cómo operan, por lo que la curiosidad es una de las principales características.

¿Cuál es la peor característica de un emprendedor?

Bueno, todos tenemos una de esas características, pero siempre queremos enfatizar lo bueno, pero creo que sería asumir demasiado. Es peligroso, a veces, pensar que el mundo va a seguir operando de la misma manera, o los negocios. Lo describiría como ser demasiado confiado. Como emprendedor, uno desea tener confianza en sí mismo y quieres creer que serás exitoso y que vas a construir un gran negocio, pero si tienes demasiada confianza en ti mismo, te puedes meter en problemas.

¿Cuál es el mejor momento para comenzar un negocio?

Creo que nunca es un mal momento para empezar un negocio, siempre hay cosas que se pueden hacer mejor, y hay mucha innovación que está por venir. Cada mes o cada año vemos grandes nuevas tecnologías en el horizonte. Pero pienso que es mejor empezar un negocio cuando los tiempos son difíciles, porque hay menos competencia. Es mejor empezar cuando los tiempos no son los mejores, suena casi opuesto, pero así lo veo.

¿Cuál es la mejor manera de conseguir capital para un nuevo negocio?

La mejor manera es mostrar que tienes un buen negocio. El capital es algo que cuando tu negocio está funcionando, ya no lo necesitas y es ahí cuando los inversores de join ventures quieren invertir, entonces lo que yo recomiendo es enfocarse realmente en los clientes, en construir algo grandioso y el dinero vendrá solo. Es muy difícil venderles a los inversores un negocio que todavía no ha sido creado, así que mientras más lejos se pueda llegar, más clientes se puedan conseguir, y si se puede mostrar crecimiento, mucho más ayudará. Siempre que he invertido en una empresa, algunas, o tal vez todas, han estado en una etapa de crecimiento y han podido demostrarlo, es ahí, cuando decido invertir.

¿Qué piensas acerca de las join ventures?

Las join ventures tienen un rol muy importante, más allá de sólo aportar capital, pueden hacer que tu negocio crezca y brindan opiniones. Eso es lo bueno de las join ventures, porque a veces hay malos inversores que pueden dañar al negocio. Por eso, es importante conocer a un potencial inversor y asegurarse de que es compatible y de que pueden ayudar y apoyar en los malos momentos que atraviesan las organizaciones.

¿Cómo detectas oportunidades?

Observo mucho a los emprendedores, eso dice mucho de mí y de cómo me involucro. Me gusta ver muchos aspectos como la curiosidad y la implacable y fuerte creencia de construir y hacer crecer algo, un talento en particular, ingenierías y diseño. En los Estados Unidos, vemos que los extranjeros son grandes emprendedores, porque saben cómo superar grandes obstáculos, por eso muchas de mis inversiones han sido con la primera generación de inmigrantes.

¿Qué ideas le sugerirías a los mendocinos para empezar un nuevo negocio, y tal vez convertirse en un negocio global?

No ha habido mejores momentos para empezar un negocio como ahora, en Mendoza tienen todos los ingredientes correctos: tienen buenas universidades, grandes recursos ingenieros, talento y gente bien educada. Hay un movimiento en Mendoza, en la cultura, y hay mucha gente reuniéndose en eventos y actividades en los que se puede conocer a otros emprendedores y conectarse, y deben empezar a construir un ecosistema. Es diferente, en Estados Unidos, tenemos una ciudad que hace autos, en Hollywood hacen películas y en el Silicon Valley construimos el futuro, pero en Mendoza deben construir una comunidad para compartir ideas, creo que esto es muy útil. Me gusta invertir en otras empresas, no sólo para la retribución financiera, sino porque aprendo mucho acerca de cómo estos emprendedores hicieron para construir estas grandes empresas, y poder aplicarlo en Eventbrite y Eventioz, y construir nuestra compañía.

¿Qué significa el éxito para vos?

Éxito es tener impacto mundial, no es éxito financiero, creo que el éxito financiero es un aspecto secundario del éxito, pero los emprendedores queremos cambiar el funcionamiento del mundo. Si es Facebook y Twitter, ayudan a la gente a comunicarse por todo el mundo, si es Tesla, fabrica autos eléctricos y limpios, y en el caso de Eventioz y Eventbrite, cambiamos como la gente encuentra y compra tickets y lo hacen online. El ticketing es un negocio viejo, los clientes no tenían buenas experiencias, tenían tecnología obsoleta, así que nosotros quisimos hacer un gran impacto global. Para nosotros el éxito será ver a Eventioz tan prominente como MercadoLibre en todo Latinoamérica.

Más que conseguir un modelo de negocios financiero, queremos hacer que la gente se reúna en el mundo real, esa es nuestra misión. Pensábamos que estaríamos en nuestras casas con dispositivos de realidad virtual y en cambio nos estamos reuniendo en eventos como estos, en conciertos, o tomando clases, etc.

¿Cuándo te diste cuenta que tenías un espíritu emprendedor en vos?

Traté de empezar un negocio en la secundaria, e hice negocios en la universidad. Pero realmente disfruto trabajar con equipos de forma cercana, y ser propietario. Eso es lo que más me atrajo de Eventioz, hay un gran sentido de propiedad y en la mayoría de las empresas, a los empleados no les importa mucho, solo quieren su salario, pero aquí las personas tienen mucha pasión y están comprometidas, enfocándose en un mismo objetivo y pasándola bien, eso es lo que más me gusta y me siento gratificado, tener ese impacto global es importante.

¿Cómo empiezas un nuevo proyecto?

Lo más importante es encontrar un gran cofundador, es muy difícil… Creo que las empresas deben empezarse con al menos un fundador más, es muy difícil hacerlo solo, porque puede ser solitario, van a haber periodos difíciles, y tener uno o dos cofundadores es muy importante. Elegir y encontrar a esa persona es importante, quieres encontrar a alguien con el que tengas una gran química, que complemente tus habilidades. No tengo un antecedente de ingeniería, pero nuestro cofundador Renaud, sí lo tiene. Julia, nuestra otra cofundadora tiene un número de habilidades que yo no, los tres hacemos un gran, gran equipo. Así como en el futbol, necesitas llenar algunas posiciones, necesitas eso con el equipo fundador.

Fuente: MASSNEGOCIOS Diario Online

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com