Management

Tengo un jefe de madera: ¿qué hago?

En la vida laboral hay cambios de empresas y, por ende, de jefes. Y hay que tener suerte para poder decir: “Éste es un jefe que realmente vale la pena, es un formador y mentor”.

Un ejecutivo de una empresa alimentaria recordaba al respecto: “Hace dos años tuve un año increíble en ventas, pero nada de feedback de mi jefe. Esto es más allá de la discusión del bonus: nunca supe si estaba contento con mi trabajo y no tuve ningún reconocimiento de su parte. Lo confronté y no pasó nada. A fin de ese año me fui con la frustración de nunca haberlo entendido”.

Boston Beer Company es la segunda empresa en producción de cerveza artesanal del poderoso mercado de los Estados Unidos. Para evitar la frustración por falta de comunicación entre jefes y colaboradores o por tener un jefe insensible, Boston Beer Company ha establecido una regla bastante extrema: la regla del fuck you.

El presidente de la compañía, Jim Koch, lo explica de esta manera: “Tenía un empleado que claramente no era feliz. Yo quería que me dijera «fuck you», así una vez que la persona se libera, se abre y se puede comenzar a hablar de las cosas importantes. La regla del fuck you está aceptada en toda la organización, yo me incluyo. Pero hay que explicar el por qué y escuchar a la otra parte”.

Fuente: La Nación

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com