Management

¿Qué es y para qué sirve un plan de comunicación?

Todo negocio, desde el más chico al más grande, precisa un plan de comunicación externa. Las razones son muchas, pero para hacerla fácil podríamos decir que, aunque no te lo propongas o no lo veas como una acción estratégica a la que deberías prestarle atención, siempre estás comunicando algo sobre tu negocio, ya sea con un simple posteo en redes o con folletería. Hay infinitas maneras de comunicar y todas ellas son tu carta de presentación al mundo exterior. Por eso, es necesario hacerlo a conciencia, sin importar si tu negocio es grande, mediano o pequeño. Planificar aquello que querés decir, cómo querés decirlo, a quiénes querés llegar y, por ende, qué medios son los más adecuados para que tu mensaje llegue a las personas indicadas -y no a otras- es una pata fundamental para alcanzar el éxito. No hacerlo sería casi como desperdiciar un recurso muy potente que puede marcar la diferencia en un emprendimiento, comenta Verónica Salatino, Directora de Makana Comunicación Estratégica

Pensemos un ejemplo: supongamos que tenés un e-commerce de venta de productos para animales y para que tus potenciales clientes se enteren de tu existencia, necesitás ganar visibilidad (hace ya varios años el sólo hecho de estar online dejó de ser suficiente; hay millones de páginas y plataformas en el espacio virtual, por lo que simplemente subirse a la red y sentarse a esperar a que suceda el milagro es, hoy, un pasaje directo al fracaso express). Entonces, para que el mundo se entere de tu existencia, decidís abrir un perfil en redes sociales, invertir algo de dinero en publicidad online y mandar un mail con las ofertas de la semana a tu base de datos.

Todas estas acciones, que pueden estar muy bien -o muy mal- no deberían ser hechas de manera intuitiva, al azar, o sólo para probar. Cada centavo y cada minuto que corre, cuenta. Por eso, planificar de manera consciente y coherente aquello que queremos comunicar es indispensable para evitar desperdiciar recursos. En pocas palabras, un solo mail enviado a la persona indicada, con el mensaje adecuado y en el momento correcto puede redundar en muchos más beneficios y retornos que cien correos enviados al azar.

¿Qué debe contener un plan de comunicación? Tomá nota de estas preguntas disparadoras, que van a ayudarte a ordenar los pasos a seguir:

1- ¿Dónde estoy parado?

Un análisis del contexto general del mercado, el país, el momento, y de tu empresa en particular debe ser el puntapié inicial para poder luego tomar cualquier tipo de decisión. Si no conocés a fondo tus fortalezas, debilidades y las oportunidades y amenazas que existen a tu alrededor, no sabrás qué camino tomar.

2- ¿Cuáles son mis metas?

Ya sabés de dónde partís; ahora debés preguntarte hacia dónde querés ir en materia de comunicación. Para ello, es recomendable no sólo visualizar el objetivo mayor sino también los escalones intermedios que te ayudarán a llegar a él. Cuanto más específicos sean, mejor; esto incluye variables como en cuánto tiempo deseás alcanzar esas metas y cómo podés medir los resultados. A modo de ejemplo, tus objetivos pueden ser aumentar en un 30% tu comunidad de seguidores en redes sociales en determinado período de tiempo, y lograr 10 menciones en la prensa sobre tu emprendimiento.

3- ¿A quién le hablo?

Delineados los dos puntos anteriores, deberías ya tener más claro a quiénes deberías dirigirte. Este es un paso fundamental porque si no definís de manera clara y precisa cuál es tu público, cualquier esfuerzo será en vano. Conocerlo te permite encontrar el tono adecuado de tu comunicación, el mensaje correcto y los medios indicados. De nada serviría que gastes tus energías y recursos hablándole a personas que detestan a los animales o que, por el contrario, les resultan simpáticos pero no tienen mascotas en casa. ¿Cuáles son sus gustos, costumbres, anhelos? Estas son algunas de las preguntas que deberías responder sobre tu público objetivo para poder delinear mejor tu estrategia de comunicación.

4- ¿Qué digo?

Si ya hiciste los pasos anteriores, éste debería ser sencillo. Aquí hay que desarrollar el mensaje, con todo lo que eso implica: qué vas a contar -y qué no-, pero también cómo lo vas a contar, con qué tono y con qué recursos (¿audiovisuales? ¿infografías? ¿gacetillas?).

5- ¿En qué canales quiero/debo estar?

Los medios para comunicarte con tu público objetivo son variados, pero cuál es el más adecuado dependerá de los pasos anteriores. En base a eso, deberás evaluar si lo más acorde es hacer una campaña en redes (y en cuáles), en medios de prensa (una vez más, ¿cuáles?), vía e-mail marketing, a través de publicidad paga online y/o offline, etc.

6- ¿Cuánto dinero estoy dispuesto a invertir?

La realidad es que esta debería ser apenas una cuenta matemática deducible de los puntos anteriores, pero no siempre contamos con el presupuesto que deseamos o necesitamos, por lo que saber efectivamente cuánto podemos invertir y, en base a eso, seleccionar prioridades es un camino recomendable.

7- ¿Y ahora, qué hago?

Aquí llegó la acción. Es momento de sentarse con toda la información que ya tenés para armar tu plan y su consiguiente calendarización. Esto es: seleccionar qué acciones vas a llevar a cabo para alcanzar los objetivos que te planteaste, en base al dinero que podés invertir, y cuánto tiempo llevará cada una de esas acciones, los pasos a seguir durante ese período para lograr lo propuesto, y todo lo que te ayude a llevar a cabo tus metas.

8- ¿Cómo me está yendo?

Esta pregunta es importante hacerla en tiempo presente porque si en lugar de esto te preguntás “¿cómo me fue?” porque esperás al final del camino para ver cuáles fueron los resultados, hay chances de que estos no sean los deseables y ya no estés a tiempo de corregir sino sólo de volver a empezar. Por supuesto, hay algunas acciones a las que es necesario darles un tiempo prudencial. Además, al final de la campaña también es importante hacer un balance para encontrar aciertos y desaciertos y poder, entonces, formular un nuevo plan que contemple continuar con lo que se hizo bien y reformular aquello que necesita ajustes.

 

 

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com

DANOS LIKE EN FACEBOOK!

SUSCRIBITE Y RECIBI EL MEJOR CONTENIDO
SEGUIR EN FACEBOOK
facebook.com/MASSNEGOCIOSDiarioOnline/
close-link

Recibí el mejor
contenido

Suscribite y recibí el mejor contenido seleccionado por nuestros editores!
CLICK - SUSCRIBIRSE
close-link