Management

¿Qué pueden aprender los CEOs actuales de aquellos que vendrán?

Los líderes de la futura generación se muestran más optimistas que los CEOs actuales con respecto al crecimiento económico, pero más pesimistas en cuanto a la seguridad informática, la educación y la confianza en los negocios.

Estas son algunas de las conclusiones clave de un nuevo informe elaborado por PwC en colaboración con AIESEC, una de las organizaciones estudiantiles líderes a nivel mundial, que compara las opiniones sobre crecimiento, educación, tecnología y responsabilidades empresariales de los líderes actuales con las de la próxima generación.

El estudio compara los resultados de la Encuesta Global Anual de CEOs de PwC con las opiniones de los jóvenes líderes de AIESEC y analiza cuáles son las consecuencias para las compañías que buscan atraer los mejores talentos jóvenes y qué pueden aprender los CEOs actuales de aquellos con más posibilidades de sucederlos.

Los líderes del mañana son optimistas, pero también realistas

Una de las conclusiones más llamativas del informe, es el nivel de confianza que tienen los líderes jóvenes. El 60% consideran que el crecimiento económico mejorará durante los próximos 12 meses, mientras que sólo el 27% de los CEOs coinciden. Esto podría ser reflejo del optimismo de la juventud, pero también podría revelar un conocimiento más profundo de tendencias tales como la revolución digital, donde las generaciones más jóvenes ven oportunidades, mientras que sus antecesores ven costos y riesgos.

Si bien son más optimistas que los CEOs en muchos aspectos, los encuestados por AIESEC también creen que las organizaciones y sus CEOs deberían prestar mayor atención a las amenazas que enfrentan.

El 86% de los encuestados por AIESEC afirman que las compañías deberían preocuparse más por el delito informático, mientras que solo el 61% de los CEOs atienden esta cuestión.

El 85% perciben los cambios en el comportamiento de los consumidores como una amenaza, mientras que el 60% de los CEOs coinciden.

El 83% de los líderes jóvenes expresan que la falta de confianza pública en los negocios es otra cuestión a la que se debería poner especial atención, solo el 55% de los CEOs acompañan esta posición.

Para los CEOs, las tres preocupaciones principales son la excesiva regulación, la incertidumbre geopolítica y la volatilidad cambiaria, lo cual refleja la dificultad de los líderes de negocios para cambiar de una perspectiva a corto plazo a una a largo plazo. Por otro lado, aquellas personas encuestadas por AIESEC mostraron una perspectiva a largo plazo y expresaron la creencia de que los CEOs deben preocuparse más por cuestiones tales como la inestabilidad social, el cambio climático y el desempleo.

Los líderes jóvenes desafían a los CEOs a concretar sus objetivos de negocios

El estudio revela que ambos grupos coinciden en que el éxito del negocio en el siglo XXI estará definido por mucho más que las ganancias financieras. Sin embargo, los encuestados por AIESEC creen que hoy en día los negocios todavía ponen el foco principal en el valor para el accionista, a pesar de los progresos y aspiraciones futuras de los CEOs de conectarse más estrechamente con los stakeholders.

Ambos coinciden en que los usuarios y clientes son la mayor influencia en la estrategia corporativa, y que los gobiernos y entes reguladores son importantes. Sin embargo, los medios de comunicación son considerados más importantes por los líderes de AIESEC (74%) en comparación con los CEOs (25%) y algo similar ocurre con las comunidades locales (52% versus 27%), el público general (50% versus 30%) y las ONG (40% versus 9%).

Esto sugiere que los líderes jóvenes tienen una percepción mucho más abarcadora de lo que significa comunicarse con un público interesado más amplio. En concreto, cómo la tecnología ha logrado que la comunicación y conexión con los stakeholders sea instantánea, los desafíos que presenta con respecto a cómo son percibidas las compañías y, por ende, cómo necesitan adaptarse las organizaciones.

Según María Fernanda Álvarez Apa, gerente en Consultoría de People & Change de PwC Argentina, “los líderes del futuro ven menos obstáculos a la hora de perseguir un objetivo: utilizan medios de comunicación basados en redes sociales, el networking a la hora de conseguir información y talento, tienen una visión más holística acerca del mundo y de lo que es tener éxito”. Y continúa, “son genuinos: dicen lo que piensan, piden feedback y están dispuestos a escuchar puntos de vista, son innovadores, son solidarios, practican la camaradería. Se preocupan por el otro y piden coherencia entre lo que se dice y se hace. En este paradigma, quieren tener sus propias empresas, antes que trabajar para otros y no poder expresar todo lo que tienen para dar”.

La educación forjará o hará fracasar a los líderes del mañana

Además de las preguntas incluidas en la Encuesta de CEOs, los encuestados de AIESEC también dieron sus opiniones sobre los valores que definen el liderazgo, cómo cultivarlo y cómo se va modificando.

Queda claro que estos líderes jóvenes creen en lo adquirido y no en lo innato: El 64% afirmaron que el sistema educativo es el factor más importante para moldear y preparar a los jóvenes para roles de liderazgo en el futuro. A pesar de esto, el 70% creen que el sistema educativo en su propio país falla en capacitar a los estudiantes en las competencias que necesitan para sobrevivir y progresar en la era digital.

“Los millenials son exigentes. Pretenden un ideal para sus vidas y, por ende, sus líderes tendrán que estar a “la altura” de sus pretensiones. Exigen transparencia y valores. Un líder pierde autoridad cuando no actúa de forma ética. Acá hay un cambio de paradigma muy fuerte: ya no quieren superhéroes sino personas reales que puedan guiar, acompañar y desafiar a los equipos, además de hacer negocios que les genere ingresos, contemplando el medio ambiente, la diversidad y las ganas de crecer y vivir la vida plenamente”, concluye Apa.

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com