Destacadas, Personas

¿Por qué reflejamos en el exterior nuestro interior?

En el artículo anterior https://massnegocios.com/19213-2/, se mencionaba lo siguiente: “para poder vivir en integridad es necesario descubrir tu verdadera identidad.” Por ello, el mirar el interior para SER comienza a ser prioridad en el crecimiento de las personas.

Uno de los principios de crecimiento personal más destacado es el que afirma que el mundo exterior de una persona es un reflejo de su mundo interior. Es por eso por lo que, si no te gusta lo que estás viendo en tu vida, necesitas trabajar en cambiarlo, el punto es comenzar desde tu interior.

Comienzas en tu interior dirigiendo la mirada hacia ti, necesitas manifestar aquello que quieres. Hay un dicho que dice “cómo es arriba es abajo”, en consonancia con esto se puede decir que “cómo es adentro es afuera”. Cuando decides hacer un cambio en tu interior, no solo cambias tú, sino que lo hace todo tu alrededor.

Más que pensar tanto, hay que sentir y desde esa vibración proyectar el exterior. Lo complejo es mirarse, es traer a consciencia lo que se siente y externalizarlo desde la aceptación.

Vivir en consciencia implica que te cuestiones de vez en cuando y en algún momento: ¿Qué mundo quieres para ti? Y descubrir cuál es la realidad que deseas y empezar a tomar las decisiones que necesitas para poder proyectarla.

Young Woman Traveler Journey Concept

Puede que te cueste interiorizar que no has tomado las decisiones adecuadas, pero ¿Quién nace sabiendo exactamente todo lo que tiene que hacer a lo largo de su vida?, podría afirmarse que nadie. Eso no significa que debas quedarte en ese estado mucho tiempo, solo el que tú decidas. Así que vamos a ver cómo puedes hacerlo.

“No hay que ir del tener al ser, sino del ser para tener”

¿Qué significa eso? Pues que normalmente lo visible y tangible es más evidente, así que es más fácil fijarse en lo más obvio. Pero es mejor empezar a la inversa. Porque si algo no te gusta de la realidad en la que tienes en este momento, es que probablemente no has hecho lo apropiado anteriormente. Y si eso no ha pasado, no te culpes, solo es necesario cambiar algo en nuestra manera de pensar o sentir para modificarlo.

Einstein decía que no es posible resolver un problema pensando de la misma forma en la que se crea. Eso significa que en el momento en que fuiste construyendo tu realidad, esa que hoy no te gusta, tenías una manera de ver la vida, una manera de entenderla y un modo de hacer las cosas. Todo ello es lo que ha generado el resultado que tienes y vives. Si este no es el que te gustaría, es necesario que retrocedas, que des marcha atrás y empieces a pensar diferente, para poder tener en cuenta opciones que de otro modo nunca contemplarías.

Pasos que pueden servirte de guía:

  • Pensar en tu realidad y observar lo que no te gusta
  • Sentir en tu interior el impacto
  • Retroceder en tu mente para ver que fue lo que te impulsó a crear esa realidad
  • Aceptar que, si deseas un cambio no es porque hiciste algo mal, sino que decidiste y actuaste de acuerdo con tu manera de pensar en ese entonces
  • Visualiza lo que deseas y toma la valentía para tomar las decisiones que necesitas para cambiar tu realidad
  • Crea un arnés espiritual, algo que te sostenga en el camino, piensa: ¿Qué podría hacer para sentirme en paz a pesar del resultado?, ¿Qué decisiones necesito tomar para quedarme en paz conmigo mismo?

Analiza que es lo que no te gusta, haz una lista, lápiz y papel en mano para poder determinar que es aquello que tendrá que evolucionar, cambiar o transformar. Tu situación personal, tu situación profesional, a que te dedicas, si quieres seguir ofreciendo lo mismo, si quieres seguir haciendo lo mismo en los próximos años… escribe todo lo que se te ocurra y tendrás una idea de lo que hay que trabajar y en qué dirección.

Esto termina siendo un ejercicio para tomar consciencia de todo lo que no te gusta cómo funciona, de los recursos que dispones, y sobre todo del precio que estas pagando por no querer hacerlo distinto. Reflexiona con estas palabras: Crecer y Gestionar los cambios.

  • Define que necesitas aprender en este momento
  • El aprendizaje es continuo, nunca lo dejes
  • Identifica el aprendizaje en lo que consideres un error
  • Valorar tus logros
  • Prueba cosas diferentes
  • Ve siempre un paso más allá de lo que puedas

El camino es fácil, porque requiere elegir ser conscientes cada día, cada minuto, cada segundo. Siempre será más fácil dejarse llevar porque así puedes pensar que no es tu responsabilidad lo que pase, bien o mal, sino de la vida, destino o como quieras llamarlo; el tener un propósito claro de donde estas y hacia donde quieres llegar, junto con trabajar para lograrlo es tu responsabilidad y depende solamente de ti.

¡Tú decides!

Contenido exclusivo para MASSNEGOCIOS Diario Online

FUENTE

Carolina Montalto

Master Coach & Mentor

LinkedIn www.linkedin.com/in/carolinamontalto/

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com