Foro Mujer

Los grandes obstáculos a los que se enfrenta la mujer en el mundo laboral

La maternidad, las diferencias salariales y la escasa cantidad de representantes femeninas en los cargos ejecutivos fueron algunas de las temáticas tratadas en un prestigioso foro de recursos humanos en Buenos Aires. Cómo ven el panorama y qué aconsejan las mujeres empresarias a las organizaciones.

El papel de la mujer en el mundo laboral todavía se enfrenta a tantos desafíos como obstáculos. Todavía representan una acentuada minoría en los puestos jerárquicos y, en muchos casos, etapas como el cuidado de sus hijos en su primer año de vida pueden condicionar su futuro profesional.

La consultora global Mercer organizó el 27° Foro de Recursos Humanos: Planificando el 2017 – ¿Cambiar o persistir? donde se analizó, entre otras temáticas, el rol de la mujer en el mundo empresarial. La actividad se llevó a cabo mediante la intervención del panel “Cuando las mujeres prosperan, los negocios prosperan”, integrado por Fabiana Gadow, gerenta de Recursos Humanos de Pluspetrol, Andrea Grobocopatel, vicepresidenta del Grupo Los Grobo y creadora de FLOR (Fundación Liderazgos y Organizaciones Responsables) y Luciana Baigún, jefa de mercado en Mercado Libre Argentina.

La idea partió de un estudio de la consultora “When Women Thrive, Businesses Thrive” y consistió en un llamado a la acción a las organizaciones y a sus líderes para pensar y actuar de manera diferente en relación a la diversidad y al desarrollo de la mujer.

En 42 países estudiados (583 empresas) se registraron 3,2 millones de empleados, de los cuales 1,3 millones son mujeres. En Estados Unidos y Canadá, la fuerza laboral femenina representa un 31%, en América Latina 23%, Europa 21%, Asia 15% y Australia 7%. Las conclusiones que arrojaron estos resultados indican que los niveles actuales de atracción, promoción y retención de mujeres son insuficientes para crear igualdad de representación a lo largo de las próximas décadas. Por lo tanto, las organizaciones están fallando en la construcción de talento femenino. Además, otra de las problemáticas es que las incorporaciones y promociones de mujeres a niveles ejecutivos no es sostenible en el tiempo.

En este sentido, Fabiana Gadow opinó que, si bien comienzan a notarse acciones en favor de la presencia femenina, “muchas veces son aisladas, motivadas por necesidades puntuales, por necesidad de captar más clientes o por mandatos organizacionales globales de casas matrices. No se trata de acciones basadas en una estrategia real, abarcativa, que tenga en cuenta el impacto de mercado”.

Por su parte, Andrea Grobocopatel directora de una ONG que se enfoca en fomentar el desarrollo de mujeres profesionales y emprendedoras, relató su experiencia personal como empleada de la empresa familiar: “empecé muy joven a trabajar a la par de hombres que eran mi padre y mi hermano, en definitiva el presidente y el CEO de la compañía. Trabajé a la par de ellos y nunca me di cuenta de que había un tema por ser mujer. Realmente entendí que había un problema cuando empecé a venir a Buenos Aires en el 2009 y me invitaban a foros y reuniones sobre este tema”.

“Es el día de hoy que mi padre me cuenta que estaba feliz de tener un hijo varón y cuando tuvo tres hijas mujeres estaba preocupado por quién iba a manejar la empresa”, señaló la mujer de la familia Grobocopatel. “Entonces, hay que cambiar las empresas y hay que cambiar el entorno, pero también nosotras mismas tenemos que pensar qué es lo que queremos de nuestra vida y animarnos a avanzar”.

Luciana Baigún, quien después de vivir ocho años en Estados Unidos y Europa, volvió a su país para trabajar en Mercado Libre, subrayó la importancia de derribar los estereotipos que, en caso de que una mujer llegue a un puesto jerárquico, obstaculizan su éxito: “empoderar a las mujeres no alcanza si cuando reclaman su puesto en la mesa de decisiones se las va a tildar de ‘mandonas’, ‘falsas’ o ‘agresivas’ cuando un hombre con la misma actitud es un ‘líder’. Falta cambiar el mindset de las personas para que cuando las mujeres salgan a reclamar su espacio no se encuentren con un ambiente hostil. Hay sesgos inconscientes en los procesos en general que suelen castigar o ignorar a la mujer por las mismas actitudes y performance por las que a un hombre tal vez es recompensado”.

“Yo me acuerdo que en la empresa venía un gerente y me decía ‘no sé qué hacer cuando quiero hacer un feedback a una mujer y se le caen las lágrimas’ y yo le decía ‘a veces yo tampoco sé qué hacer cuando un hombre levanta la voz'”, sentenció entre risas Grobocopatel. “Entonces, me parece que es bueno que quede claro que cada uno tiene que trabajar sobre determinados estereotipos. Es un trabajo de capacitación de cada uno para poder darnos cuenta de lo que podemos hacer juntos, de cómo complementarnos. No tengo duda que juntos somos mejor”.

En compañía al panel estaba Cecilia Giordano, la nueva directora general de Mercer que, casualmente, es la primera directora mujer en la historia de la consultora. Según la empresaria, el último informe concluye que las mujeres muestran menor representación a medida que crecen en las organizaciones y además registran niveles más altos de salidas en cargos ejecutivos que los hombres.

“Me parece importante contextualizar que la mujer ingresó en el mundo laboral-empresario hace 50 años, con lo cual no tenemos una historia tan vasta como la del mundo corporativo, diseñado desde su estructura para el rol masculino”, dijo Fabiana Gadow.

Sin embargo, a pesar de la evidente inequidad de género en el mundo laboral, todos los miembros del panel coincidieron en que el aporte femenino en una empresa es fundamental a nivel cualitativo y cuantitativo. Por un lado, Baigún opinó que organizaciones de otros países tienen más ganancias cuando tienen más diversidad en los niveles ejecutivos. Daniel Nadborny, ex director general de Mercer, señaló por su lado que cuando hay una mujer en la mesa donde se toman las decisiones, “hay una mirada que le permite al equipo discutir los temas con ángulos más inclusivos” y que “hay algo que está en los genes y la naturaleza humana: el hecho de que la mujeres son madres”. Y agregó: “Creo que eso les da una vivencia y una experiencia que nosotros como hombres podemos ver y entender pero no podemos sentir”.

En cuanto a la maternidad, las tres exponentes coincidieron en que es necesario ir mucho más allá de la licencia por maternidad y contener a las mujeres que eligen formar una familia pero no quieren resignar su carrera profesional. “Yo me encuentro que muchas mujeres dejaron sus carreras para estar en su casa y perdieron entrenamiento. Ahora, las organizaciones tienen un rol fundamental en no perder sus talentos”, señaló Andrea Grobocopatel. Y aconsejó a los empresarios: “Una vez que invirtieron en mujeres que están haciendo una carrera, facilítenle, pregúntenle, ayúdenlas y no se queden temerosos de que se vaya a embarazar. Les aseguro que es una buena inversión tener a las chicas, y ayudarlas para que puedan seguir su carrera y sigan aportando a las organizaciones”.

Fuente: infobae

 

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com

DANOS LIKE EN FACEBOOK!

SUSCRIBITE Y RECIBI EL MEJOR CONTENIDO
SEGUIR EN FACEBOOK
facebook.com/MASSNEGOCIOSDiarioOnline/
close-link

Recebí el mejor
contenido

Suscribite y recibí el mejor contenido seleccionado por nuestros editores!
CLICK - SUSCRIBIRSE
close-link