Destacadas, Emprendedores

Liderazgo circular: la mejor manera de emprender

El liderazgo circular es una técnica de abordaje frente a los proyectos que implica salirse de los organigramas tradicionales en los que todo pasa por un líder, para poner en el centro al proyecto en sí mismo y que todos los agentes participantes giren en torno a él.

Paula Mandraccio, Fundadora y Directora General Creativa de BRA Agency, que se especializa en organizar el trabajo de servicios creativos de manera diferente, empoderando a las mujeres y a las marcas femeninas, explica cómo implementar el liderazgo circular.

Lo circular es todo lo que está bien. Emprender un proyecto de negocios siempre tiene que incluir a los otros en el business plan. El liderazgo circular apunta a emprender con un propósito, poner al proyecto por encima de cualquier visión personal y estar súper comprometidos con los objetivos que se definen. Ese proyecto tiene que resonar en todos. No se pierden los bordes de la individualidad pero toman otra dimensión: se integran en pos de algo más grande”.

Algunos tips para implementar el liderazgo circular en un proyecto de negocios:

*Fijar objetivos más grandes que nosotros: Lo que sea que hagamos, por más sencillo que sea,  tiene que poder transformar la realidad de otro. Fijarnos metas grandes, épicas, de esas que impactan más allá del negocio y del dinero y que aportan a un mundo mejor.

*Construir desde la alteridad y la sinergia: Para que el liderazgo circular tenga lugar y su efecto sea positivo, es necesario contagiar al equipo. Las ganas y la mística son contagiosas y parten del deseo, de querer mucho algo. Hay que escucharse y complementarse. Reconocer las diferencias para construir juntos. El famoso “team building”. Hay que preguntarse: ¿qué tan disponible estoy para escuchar a otros? ¿Y si piensan diferente a mí? Contemplando esto podremos construir algo más grande y sólido.

* Movernos más livianos: La vida del emprendedor tiene enormes satisfacciones y también momentos de mucha responsabilidad y toma de decisiones. Aprender a vivir y movernos con poco es lo más parecido a ser libre.

*Crear espacios de vacío y desconexión: Por último, es indispensable crear momentos de pausa, vacío y desconexión de lo techie y sostener historias de carne y hueso.  El valor de lo humano es lo que nos resguarda y nos permite centrarnos para que –pase lo que pase- todo se acomode.

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com