Locales

La bodega que concentra su negocio en vinos premium

Desarrolló innovadores proyectos de micro terroir en sus fincas de Tupungato, Valle de Uco para su línea Dedicado y prepara el lanzamiento de dos vinos.

El cambio profundo en los hábitos de los consumidores durante las últimas tres décadas en Argentina, llevó al mercado del vino de un consumo per cápita de casi 90 litros por año en los años 80 a menos de 19 litros en 2018.

“El vino es la bebida nacional y llega a la gran mayoría de los hogares argentinos, pero  claramente estamos viviendo una sustitución de cantidad por calidad”, dice Gastón Lo Russo, CEO de Finca Flichman.

“Las tendencias muestran una disminución del vino en el consumo diario –en especial al medio día- concentrándose en los segmentos de precios más bajos, franja que ha incursionado la cerveza con presentaciones en latas. Como contraposición surge una categoría de vinos cada vez más sofisticados con altos puntajes por criticos influyentes del mundo”, explica Lo Russo.

Estos cambios en las preferencias del consumidor llevaron a las bodegas a crear y desarrollar vinos Super-Premium. Con ello, la revalorización del Terroir, la expansión de viñedos a nuevas zonas geográficas, la práctica de una vitivinicultura sustentable, la biodinámica y el desarrollo del micro-terroir.

Este escenario, plantea un nuevo desafío para el progreso de las bodegas respaldado por la innovación continua. “Para ello es necesario la aplicación de la tecnología a fin de conseguir mayor calidad del vino, como estrategia de producto”, puntualiza Gastón Lo Russo.

En este sentido, Finca Flichman consolidó su equipo con Germán Berra como Head Winemaker y el asesoramiento de consultores de prestigio mundial, como el chileno Pedro Parra, uno de los ocho especialistas en el Terroir en el mundo, y el famoso enólogo italiano Alberto Antonini, como consultor enológico, hombre clave en llevar la apreciación y reputación del Malbec Argentino en el ámbito internacional.

Germán, además del departamento de enología tiene a su cargo la viticultura siendo el responsable de la gestión de los viñedos, posición que le permite un manejo integral del proceso de elaboración y el control de la calidad de los vinos. También, llevar adelante proyectos como el de vinos de micro-terroir, proponer mejoras o nuevas plantaciones en nuestras fincas y estudiar distintos suelos con conceptos enfocados 100% en la calidad para marcas foco como Dedicado.

La curiosidad y pasión de Germán por explorar se refleja en los vinos, quien ha realizado cosechas en Napa Valley, Portugal y Francia. Combina de una forma poco común, su raíz científica de Ingeniero agrónomo, con su lado sensitivo, creando vinos con esencia local y proyección internacional. Con sus 42 años, forma parte de una nueva generación de profesionales siendo elegido dos veces mejor enólogo joven de Argentina.

Con foco en Dedicado, su línea más alta, Finca Flichman desarrolló un innovador proyecto de micro-terroir en las fincas de Tupungato, en el Valle de Uco. Para ello, la bodega estudió los suelos con una herramienta que, mediante impulsos eléctricos puede mapear los diferentes terroir de una misma finca. “La sorpresa fue grande al ver la diversidad de suelos que teníamos en un mismo lugar. Hemos realizado más de 30 calicatas para verificar esas diferencias y seleccionado las 6 mejores para nuestro proyecto de micro-terroir”, explica German Berra.

Luego de vinificar con exactamente los mismos procesos las uvas de estos 6 polígonos, “nos hemos quedado con los 2 más representativos de las diferencias de nuestro suelo y estamos preparando el lanzamiento de esta versión de nuestro micro terroir”, continúa el enólogo.

Cierto tiempo atrás, se pensaba en el nuevo mundo con un estilo de vinos únicos y era impensado vender un concepto de micro-terroir. Hoy, estos desarrollos nos impulsan a posicionar el vino argentino en el mundo y nuestra diversidad de suelos”, comenta Gastón Lo Russo. “Expertos internacionales se han sorprendido de las diferencias al probar estos 2 vinos a pesar de venir de dos poligonos muy cercanos” finaliza el CEO.

Finca Flichman es una bodega líder de Argentina con una sólida trayectoria en el mercado local como en el internacional.  Actualmente la bodega exporta sus productos a más de 60 países bajo las marcas Finca Flichman Roble, Misterio, Caballero de la Cepa y Dedicado. Sus ventas al exterior representan el 70% del volumen.

Desde 1998 forma parte del grupo vitivinícola portugués Sogrape, distinguido como “Mejor productor mundial de vinos” por la Asociación de Escritores y Periodistas de Vinos y Licores (WAWWJ) durante los últimos dos años.

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com