Personas

¿Existe equilibrio entre vida personal y trabajo?

El gran desafío de complementar la productividad y la ambición personal con la vida privada y el tiempo de ocio. Hoy es prioridad para empresarios y empleados disponer de más tiempo fuera del trabajo, ¿pero lo permite la economía?.

Uno de los mayores movimientos en los negocios hoy en día es proporcionar a los empleados beneficios que reconozcan y se enfoquen en la importancia de la vida personal. Y hoy está en boca de todos los emprendedores y empresarios lo difícil que resulta darle un balance a la vida personal y laboral. Los emprendedores saben mejor que nadie lo difícil que es mantener tanto contacto como quisieran con sus familias si a la vez tienen que mantener a flote una empresa al estilo lean o una startup. El compromiso que demanda un proyecto de envergadura es de tiempo completo.

De acuerdo con su encuesta del año pasado, que recopila el feed-back de empleados de alrededor de 60.000 reviews de empresas, Glassdoor concluye que el equilibrio entre trabajo y vida personal en realidad estuvo cayendo en los últimos años, considerando que los empleados reportaron un nivel de satisfacción respecto de su equilibrio de 3,5 en 2009, de 3,4 en 2012 y que se mantiene en 3,2 desde 2013, basado en una escala de cinco puntos en la que 1 es “muy insatisfecho”, 3 es “satisfecho” y 5 es “muy satisfecho”. La tecnología y la digitalización del trabajo juega un papel fundamental porque hace que sea muy sencillo estar 24hs conectado al trabajo ya sea a través del smartphone o el correo electrónico.

Por otro lado, no todos los empleos son creados iguales respecto a la posibilidad de darle más balance al trabajo y la vida privada. El mismo estudio de Glassdoor demostró que los trabajos relacionados a la informática (como analista de datos o diseñador gráfico) tiene una tasa mucho más alta de satisfacción respecto a la vida personal y laboral que otros empleos como los profesionales médicos (en particular los cirujanos), los abogados o los ejecutivos de alto rango. Los desarrolladores de software, los programadores y los community manager digitales necesitan de menos esfuerzo para regular su vida personal y profesional por cómo funciona su empleo. En el caso de por ejemplos los bomberos o los periodistas, esa posibilidad se ve muy reducida por las propias peculiaridades de la profesión.

¿Existe una solución?

Es posible implementar pequeños cambios a nivel personal para mejorar la razón entre trabajo y vida personal. En primer lugar es importante establecer límites claros entre horario laboral y horario no laboral. Esto implica apagar el celular al menos durante algunas horas del día y no revisar mails del trabajo. Ese tiempo se tiene que usar completamente para la vida personal. Tomar tiempo libre para comer es indispensable para todo trabajador, no sólo es el momento de consumir alimentos que aporten energía para terminar el día, también constituye un descanso a las horas fuertes de trabajo y permite desconectarse un momento para recuperar la concentración. Las personas que suelen comer en su escritorio están cometiendo un grave error, significa que están pasando de 8 a 10 horas frente  a la computadora ininterrumpidamente, es decir, horas que se pierden para dedicarse a uno mismo o su familia.

Se puede intentar establecer con el jefe los objetivos de nuestro puesto y enfócarse en realizar un trabajo eficiente que beneficie a ambos. Si logras organizarte mejor y alcanzas tus objetivos, la rutina en la oficina dejará de enfocarse en horas extra. No siempre conviene comprometerse a quedarse más tiempo, en ocasiones salir puntual, llegar a casa, descansar un rato y luego terminar un pendiente puede ser más productivo que trabajar un par de horas más en la oficina y nos da un tiempo más en casa.

Fuente: webretail

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com