Management

Empresas educativas: claves para progresar

Las actividades productivas que desarrollan las personas, reciben del sistema educativo actual la siguiente tipología de conocimientos:

  • Inductivos: brindados por el sistema tradicional
  • Deductivos: utilizados por todo emprendedor, para generar el trabajo.
  • Ejecutivos: provistos por la educación universitaria o post universitaria.

Gestionar el progreso en empresas vinculadas al sector de la educación, refiere a la administración de un proceso que conduzca al éxito, tanto empresarial como educativo, basado en la estructura y organización de la actividad y de la tipología de empresa, en particular.

Tres son los ejes de gestión del progreso vinculado a la evolución del negocio educativo:

Siguiendo esta secuencia, al principio, el ser humano era educado por los jefes de las tribus y utilizaba la palabra para transmitir sus conocimientos basados en la experiencia propia. Hoy, en una economía globalizada, se cuenta con sistemas tecnológicos punto a punto para proporcionar conocimientos en los distintos niveles de la educación.

Si imaginamos cuatro fotos del proceso evolutivo de la educación, en relación a quien impartía e imparte la instrucción, podemos señalar al jefe de la tribu -como señalábamos anteriormente-, al maestro en una segunda instancia, y al profesor y al tutor online, en el tercer y cuarto estadio evolutivo, respectivamente.

Lo interesante es que este ciclo evolutivo histórico se repite una y otra vez durante la vida de las personas. De muy pequeños nos enseñan los abuelos, padres y familiares; luego llegan los maestros durante las primeras etapas escolares; más tarde aparecen los profesores; y luego el niño o niña se convierten en adultos y se transforman en ‘jefe o jefa de la tribu’, trasmitiendo conocimientos a sus hijos y nietos.

Una pregunta que va a facilitar la explicación de la siguiente fase de evolución, residirá en dónde van a estar los próximos centros de recepción y distribución del conocimiento para la instrucción primero, la formación luego y finalmente para el progreso y la prosperidad, en la fase educativa orientada a la vida laboral.

Estructurar y organizar para progresar

El significado de estructurar es articular las partes en un conjunto ejecutable, mientras que organizar significa ordenar las actividades necesarias para que una actividad productiva humana de sus frutos.

Si imaginamos un árbol para explicar la organización de las empresas educativas, podríamos decir que:

¿Cómo expandir el negocio educativo?

Es importante retomar algunos aspectos de los mencionados con anterioridad para, mediante los distintos mecanismos que hoy se tienen a disposición, visualizar la o las maneras en que se pueden expandir los servicios educativos en el mundo entero.

Si primero fue el jefe de la tribu (representando en los ancianos, los sabios, los abuelos, los padres y familiares con cierta experiencia), luego el maestro (amigos de ocasión, sistema educativo original y los primeros referentes que comienzan a surgir en la sociedad); seguidamente el profesor (ídolos, amigos verdaderos y quienes nos imparten conocimientos en un ámbito formativo) y hoy el tutor online; la próxima pregunta es cómo denominar a quien se adecúe a las nuevas formas de distribución y adquisición de conocimientos.

También será necesario incorporar formatos académicos que acentúen contenidos orientados al progreso y la prosperidad, dado que el sistema educativo aún no resuelve esta necesidad (salvo en algunas excepciones), dejando un espacio importante entre la educación formal y las necesidades del mundo laboral.

Para lograrlo, se requerirá construir un puente de conocimientos que conecte ambos espacios.

Gestionar el progreso en empresas del sector educativo

En este sentido vale la pena reflexionar sobre los siguientes aspectos:

Es esencialmente necesario que los proveedores de conocimientos no pierdan la esencia de la empresa ni de la actividad educativa, pero también exigirá una reingeniería en este sector de la economía, ya que si no se avanza en este sentido, es muy probable que la empresa o institución educativa no sea reconocida por sus potenciales clientes ni imponga respeto sobre sus competidores.

Adicionalmente y para progresar, se debería sumar a lo enunciado en el primer párrafo, un estadío para reflexionar sobre la elaboración de una dimensión adicional: la conductiva. La que guiaría la manera en que el conocimiento debe conducirse para lograr los objetivos que se proponen las personas que estudian.

By Mg. Walter Brizuela, consultor y asesor de empresas | Director de Escuela de Negociología

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com

DANOS LIKE EN FACEBOOK!

SUSCRIBITE Y RECIBI EL MEJOR CONTENIDO
SEGUIR EN FACEBOOK
facebook.com/MASSNEGOCIOSDiarioOnline/
close-link

Recibí el mejor
contenido

Suscribite y recibí el mejor contenido seleccionado por nuestros editores!
CLICK - SUSCRIBIRSE
close-link