Foro Mujer

El rol de la mujer hoy en día y los mandatos aún presentes en la sociedad

Ser mujer significa cultural y vivencialmente una infinidad de mandatos sociales con los que crecemos y nos educamos y desde donde nos plantamos frente a las “otras” mujeres de nuestra vida: madres, hermanas, abuelas, hijas, amigas.

Desde el momento en que nacemos comenzamos a tejer una trama única de relaciones, de complicidades, de miradas sobre el mundo, de hábitos y actitudes, de esperanzas colectivas y privadas, una masa de sueños y realidades que nos definen como mujeres.

¿Qué es lo que nos define como mujeres? ¿Qué peso tenemos las mujeres en las vidas de las otras mujeres de nuestras vidas?¿Tan importantes somos las mujeres en las vidas de las otras mujeres?

Retomando a la autora  Marilén Stengel, en su libro “Mujeres ante sí mismas”, podemos lanzarnos el desafío de responder a sus preguntas:

  • Madres, según la teoría de la personalidad de Carl Rogers (a la que adherimos quienes somos profesionales del Counseling):existen muchas teorías que reflexionan sobre la mirada de la madre y la necesidad de una figura maternal suficientemente buena, contenedora, que sostenga a ese niño/a afirmándolo.En el crecimiento vamos viendo a esa mujer Madre como a la que queremos imitar, su rostro es distinto a cualquier otro rostro, su olor, ella es distinta a todos los demás porque hubo un vínculo intrauterino donde los latidos de los corazones se conocían. Crecemos y en general las niñas usamos sus ropas, bijouterie, jugamos a la mamá, o a la secretaria, a  la pintora, a lo que ella nos refleja…si ella no está, por distintos motivos, es una ausencia a veces difícil de llenar.
  • Hermanas: las pares, aquellas con las que se puede hasta competir por el “amor” de los padres.El autor Alfred Adler habla de que según el lugar de nacimiento, las personalidades tienden hacia particularidades, y esto es algo que no escapa a ellas. Las que son compinches aunque a veces peleen por la ropa, los libros, los gustos…muy parecidas o completamente distintas, hijas de un mismo seno, las hay hermanas por el parentesco, hermanas más amigas que las amigas, las hay de las que saben hasta lo que sienten aunque no se vean.
  • Hijas: hay roles que podemos no tener en la vida, pero todos somos hijos y eso nos hace tener lo propio, lo heredado, lo aprendido, y en nuestra memoria las figuras de las mujeres de la familia.
  • Abuelas: quienes atraviesan esta etapa de disfrute, de darles el tiempo que no pudieron a sus propios hijos en otros momentos, pueden vivirlo también según las circunstancias. Hoy hay abuelas que prácticamente comparten con sus nietos la mayor cantidad de horas del día, porque sus padres trabajan. Son un poco las abuelas-madres, aunque comprender que son roles distintos evitara dificultades en cuanto a la crianza, etc. de sus nietos.
  • Las suegras: un vínculo complejo pero no por eso estricto, ya que como otras relaciones estará dado por las actitudes y formas de vincularse de ambas partes.

Además de los muchos y variados roles, existen distintas tramas entre mujeres, que se van tejiendo a lo largo de la vida, compañeras de estudio, compañeras de trabajo, jefas, mujeres en autoridad por roles empresariales, educativos, mujeres que dirigen, que lideran, colegas, mujeres que viven lo mismo que nosotras, mujeres que ayudamos, mujeres que nos ayudan,  con las que compartimos distintos momentos.

Como expresamos anteriormente,  el mundo femenino es un mundo particularmente emocional, afectivo, sensible, con una tendencia cerebral a la empatía, motivo por el cual la mujer tiene una mirada particular sobre su mundo y el mundo que la rodea.

Cuando una mujer comienza un proceso de acompañamiento psicológico, como el que ofrecemos los counselors, en general se dispone a encontrarse, a poder relacionarse favorablemente, tomar decisiones, a permitirse conocer su singularidad, que puede estar plagada de esos vínculos que hemos mencionado anteriormente y también de la manera cómo se vincula con el sexo opuesto.

Un proceso de autonocimiento le permite ser Ella, tomar conciencia de su totalidad, de ser en medio de, sin perder su singularidad. Cuando una mujer busca un espacio profesional de Counseling está escuchando lo que sucede en su interior, aún cuando no pueda expresarlo. Los encuentros con un/a counselorfacilitaran la integración de sus experiencias, vivencias y se moverán hacia su desarrollo como mujer en plenitud , consciente de sus decisiones, en este presente que esta atravesando.

En el camino de la vida vale la pena reencontrarnos con nosotras mismas y nuestros roles, haciéndonos algunas preguntas como las que nos propone Stengel:

¿Quién soy? Soy un cruce de hilos en el tejido humano

¿Quién Sos? Sos una porción distinta de mí, en el cruce de hilos que conforma la humanidad

¿Quiénes somos? Somos el hilo, el punto y el tejido, simultáneamente.

Reconocer esa pertenencia nos afirma en la certeza de que somos la mitad del mundo, la mitad de su fuerza, de sus sueños, de sus creaciones, de sus anhelos y esperanzas, de modelos y saberes, la mitad de sus luces y sombras…¿Y vos que dirías de tus vínculos con las mujeres de tu vida?

Fuente: Clr. Laura Crotti | Miembro de la Asociación Argentina de Counselors

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com