Marketing

El marketing de contenidos se impone

En una era de saturación de la información y miles de canales para publicitar, el marketing de contenidos ya no es opcional. Si las empresas no dan un valor agregado a su marca se les hace muy difícil competir.

El marketing de contenidos, en la forma de compartir contenido útil como blogs o videos con los espectadores de la web que se relacionan con la marca, puede ser uno de los métodos de marketing digital más exitosos para una marca personal, pero sólo con una estrategia sólida. De acuerdo a un estudio de la consultora Content Marketing Institute el 47 por ciento de los vendedores de contenido más eficaces tienen una estrategia documentada que guía su trabajo, mientras que sólo el 5 por ciento de los vendedores de contenido menos eficaces han ideado alguna estrategia.

Crear contenido significativo para la audiencia

En primer lugar lo más importante es saber a quién dirigirse, determinar el público objetivo y las habilidades propias de cada uno junto a cómo se relacionan con los objetivos profesionales. En este momento hay que pensar en crear contenidos donde se comparte la experiencia que se quiera comunicar. Esto ayuda a cultivar una imagen de uno mismo como una autoridad en algún campo.

Un error común es sólo usar los medios para promoverse a uno mismo de manera personalista. El secreto de la eficiencia está en primero pensar en los intereses de los consumidores y en cómo ayudarlos y después en ponerle el sello personal. Esto se logra por lo general usando una página personal, con información biográfica, en donde se alojan los contenidos. Para empezar a pensar algunas ideas, se puede hacer un brainstorming con preguntas como ¿en qué soy un experto?, ¿cuál es la mejor manera de mostrar esa experiencia, con imágenes, videos, audio o todo a la vez?, ¿cómo mi conocimiento puede ayudar a alguien?

Complementar el networking

Una vez que tengamos nuestra plataforma propia y creado algo de contenido podemos empezar a pensar en crear relaciones mutuamente beneficiosas con otras personas que estén potenciando su marca personal o ya sean expertos reconocidos. Identificar a las personas que admiramos o que pueden potenciarnos para que luego podamos ofrecer crear contenido para su sitio o ellos para el nuestro es la manera más sencilla de crear una poderosa red de contactos. Establecer buenas relaciones con los influencers es una fuente inagotable de valor y experiencia.

Tener presencia en todas las redes

Todo elcontenido relacionado con la marca personal parecería probable que sea útil en sitios de redes profesionales como LinkedIn, pero no hay que olvidar que los periodistas y profesionales de los medios de comunicación son más propensos a tener cuentas de Twitter. Muchas personas se alejan de Facebook y prefieren Google+. Algunas personas de mucha influencia se enfocan en una sola red social pero lo conveniente en tener presencia en todas. Lo más difícil de esto es aprender a darle formato al contenido de acuerdo a las exigencias de cada plataforma. Por ejemplo, cuando subimos un video a Facebook a través de Youtube los algoritmos de Facebook le dan a esos enlaces menos relevancia que a los videos alojados en su sitio porque estos últimos le generan tráfico dentro de su propia plataforma. Es necesario aprender las especificidades de cada plataforma para aprovecharlas al máximo.

Establecer objetivos

Para poder mesurar exactamente cómo avanza nuestra marca personal es recomendable hacer un seguimiento estadístico de qué contenido está reportando mejores resultados y hacer foco allí o mejorar los productos menos populares. El objetivo del marketing de contenidos no es promocionar un proyecto nuevo o dar a conocer una marca empresarial sino promocionar la marca personal propia. No hay que confundir estos dos objetivos o es una receta segura para el desastre y transforma a nuestra marca personal en un bot de spam corporativo.

Fuente: Mercado

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com