Personas

El horizonte del líder-coach

El líder-coach es el encargado de mantener a su equipo de trabajo motivado, activo y productivo. Esto lo logra gracias a sus cualidades de persona autocritica y critica con quienes lo rodean. Ser líder-coach es un proceso de aprendizaje que involucra emociones, lógica y capacidad para influir en los demás. 

La motivación tiene una amplia exploración a partir de la segunda década del siglo XX, tomando gran fuerza a partir de los 50`s, paralelo al desarrollo de la Organización Internacional del Trabajo. Varios autores hacen referencias históricas desde la revolución industrial, mostrando cómo diversas personas fueron modificando el panorama laboral hacia tendencias más agradables para los trabajadores que dejaban el campo y se movilizaban en entornos cerrados, bajo tareas rutinarias dentro de un panorama mecanicista, guiado por el paradigma de las máquinas y la razón como estrategia de resolución de los problemas. También, a mediados de los 50`s, gracias a los trabajos pioneros como los de Kurt Lewin, aparece una intrincada relación entre: trabajo, personas, motivación, líder y organización.

Este revolucionario panorama, llevaría a nuevos niveles de desempeño de las personas en las organizaciones. La coordinación del desarrollo  de cada individuo  genera un sistema complejo con características propias: un equipo de trabajo, y la coordinación de estos dentro de una estructura conformaría una organización. Y ¿quién tendría la responsabilidad de ir facilitando interacciones entre las personas y equipos en una organización?… El líder.

De líder a coach

Es responsabilidad del líder promover la motivación de sus grupos y equipos. Además de la relación liderazgo-motivación, en las organizaciones encontramos en ciertos aspectos, que el liderazgo es una capacidad que tiene una persona frente a una tarea, la cual interpreta el adecuado proceso de consecución de la misma, logrando a su vez, influir en otros para alcanzarlo.

Planteándose la importancia de que los jefes sean líderes, los enfoques contemporáneos hablan de Coaching y gerentes Coach (Echeverría, Whitmore, entre otros.).

El Coach sería el encargado de empoderar a los otros, y ello sería el centro de la motivación particular, modificando una situación actual a una  esperada a partir del reconocimiento de los propios recursos y la concreción de lo esperado a un estado  actual, acordando y re-acordando constantemente. Esta transformación garantiza el desempeño en términos de actitud, conciencia y responsabilidad, elementos fundamentales de la productividad, bajo este marco de referencia.

En esta dinámica del líder y jefe Coach, las emociones toman una connotación especial, pues a partir de las neurociencias se ha corroborado cómo toda decisión por más lógica que parezca, implica una orientación emocional, motivacional que da curso a los factores de riesgo y a los factores asertivos, que son más impulsivos que lógicos, que se relacionan con el tacto, y con la intuición que nos lleva a sospechar o a confiar.

Pero, ¿cómo opera el líder, en su propia motivación? Un líder para motivarse a sí mismo requiere desarrollar una actitud proactiva, la capacidad de brindarse hacia la resolución de problemas, comprometiéndose automáticamente con los objetivos a alcanzar. Esto en sí mismo, hará que su conducta personal sea asertiva, entendiendo como asertividad la posibilidad de valorar la participación personal en el momento indicado, manifestando sus necesidades y carencias, conciliando con otros  factores, para así mantenerse interesado, siendo reconocido y reconociendo a los otros.

Este tipo de procesos de resolución, son motivacionales por sí mismo para los líderes Coach, pues ponen a prueba sus capacidades, sus creencias más profundas hacia el cambio y el crecimiento personal. El Líder Coach está al servicio de sí mismo y con ello al servicio de los otros, pues satisface sus necesidades psicológicas:

Se aconseja…

Teniendo en cuenta este complejo proceso de la dinámica motivacional del entorno, el líder Coach es invitado a:

EVALUARSE COGNITIVO-AFECTIVAMENTE: Esto refiere a ser sincero consigo mismo y ver si tiene los conocimientos para afrontar el problema. En caso de considerarse no apto, solicitará la asesoría pertinente para seguir potenciando su crecimiento personal.

MEDIARSE A SÍ MISMO: Cada encuentro humano, cada dificultad o problema a resolver generará un conflicto o dilema en el sujeto. Así, mediarse, es buscar una negociación que satisfaga el mayor número de intereses, cediendo, tolerando la frustración, expresando emociones y reestructurando las posibilidades en cada evaluación.

INTEGRARSE ORGÁNICAMENTE: Invitar al líder Coach a integrarse consigo, con los otros y con lo otro (la situación). Invita a hacerse cargo de sus acciones y de reorientar las experiencias que lo tocan de forma constructiva, mejorando su autoevaluación, sus estrategias de mediación, su relación consigo y con el mundo. Ante un problema se integra, no se separa de sí y de los otros.

ORIENTARSE A LA CAUSALIDAD: Busca descubrir la causa de lo que sucede, evitando los juicios limitantes y promoviendo procesos de indagación, preguntas, , descripciones y , el volver al hecho.

IDENTIFICAR NECESIDADES PSICOLÓGICAS: Para cada cuál es importante descubrir si ha sido competente, autónomo y consecuente en sus acciones, y esto se logra al abrirse sinceramente al mundo para indagar en los otros si su servicio ha sido percibido por ellos. Al obtener este feedback o retroalimentación, las necesidades psicológicas serán satisfechas.

LOS OBJETIVOS Y CONTENIDOS: Cada hecho social guarda relación con un hecho interno, al modificar la propia percepción al autoevaluarse, al mediar y mediarse, al buscar la causa de lo que sucede, se podrán redefinir los objetivos, y redefiniendo objetivos se podrá modificar la visión de uno mismo, en su consecución.

Cada aspecto que invita a la interacción consigo y los otros está íntimamente cargado de emoción y afectividad. Por ello, son retroalimentación pura. El líder-Coach está invitado a darse cuenta de lo que hace a diario, aquello que lo mantiene interesado por hacer lo que hace e influir en otros.

Fuente: Julio Gonzalez Acosta  para MASSNEGOCIOS Diario Online 

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com