Mundo Sustentable

¿Dónde ves el desperdicio?

Hace poco más de dos meses comencé mi viaje por Asia con un enfoque espiritual y la intención de descubrir qué podría hacer por este mundo. No he dejado de estar encantado con lo fascinante de su cultura, con tan rica belleza y frondosa naturaleza. Cascadas en Laos, cuevas de guerra en Vietnam, templos comidos por la jungla en Cambodia; selva, playas paradisíacas…y también basura, suciedad humana por todos lados.

Desde el comienzo del viaje, el cual toma un promedio de tres o cuatro días por ciudad para capturar en un ritmo agitado la esencia más completa de un país, he fotografiado la hermosura de lo exótico.

Al principio, para obtener las fotos de los escenarios más hermosos debía buscar un ángulo interesante, limpiar un poco la escena de los desechos que dejaban los turistas y locales, para luego presionar el botón de la cámara y así, mostrar la perfección de los paisajes.

Poco a poco fui dándome cuenta de que por mostrar una escena natural estaba haciendo algo artificial. Quería mostrar una utopía, algo que alguna vez existió y por irresponsables nos dimos el lujo de perder. Con dificultad para seguir creyendo en las personas, comencé a fotografiar cada lugar en su esencia real, contaminado y arruinando la vista de turistas y la vida de los peces.

Ha sido una tarea fácil, que por desgracia continúa y continuará hasta que no se produzca un cambio de pensamiento. Cada lugar que visito, en cada lugar en el que tomo fotos, no debo tomarme la molestia de buscar basura… porque allí está. Siempre allí está, esparciéndose, escabulléndose como un organismo más del ecosistema.

Pero no es demasiado tarde. Durante mucho tiempo he estudiado el comportamiento de quienes actúan sustentablemente y el de quienes no lo hacen, y con un amplio trasfondo, puedo confirmar que no son las nuevas invenciones, ni el acceso a soluciones, ni el dinero que se invierta lo que acabará el problema. Es la educación la herramienta que puede hacer que este daño a la naturaleza se detenga. La solución también está en lo positivo y propositivo de las personas, porque de lo contrario, se siembra inacción y el sentimiento de que todo está perdido.

Lo más triste de este panorama desolador, es que mientras unos arrojan inconscientes lo que mata a muchos seres de la selva o el mar, otros ven una fuente de sustento para toda su familia. Cada noche, cuando los turistas en los tuk-tuks (triciclo motorizado) dejan de invadir y atestar las calles de la ciudad, los recicladores casi como hormigas se encargan de recolectar los restos de botellas de plástico y vidrio, latas de cerveza, que es lo reciclable con mayor rentabilidad y lo que más se desecha por el consumo nocturno, para lograr hacerse de un ingreso. Esto pasa en cada ciudad del mundo, en el completo anonimato, en lo oscuro y sucio de las calles, desde donde deseamos voltear para mirar hacia otro lado.

¿Será que podemos dejar de ver la basura como un desperdicio para ver su potencial aprovechable? En Latinoamérica, un promedio del 20% de la basura es reciclada.

¿Dónde están los emprendedores interesados en el tema?. El verdadero desperdicio está en no hacer nada con todas esas oportunidades, todo ese valor esparcido, que como si fuera poco, contamina.

Cuando dicen que el mar está lleno de tesoros que aún no han sido descubiertos, yo sólo pienso en los millones de dólares que flotan a la vista.

Fuente: Matias Grau para MASSNEGOCIOS Diario Online

  • LinkedIn: https://ar.linkedin.com/in/matias-grau
  • Facebook: www.facebook.com/matias.grau8
  • Instagram: www.instagram.com/matiasgrau/
  • Ph: Matías Grau

 

 

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com

DANOS LIKE EN FACEBOOK!

SUSCRIBITE Y RECIBI EL MEJOR CONTENIDO
SEGUIR EN FACEBOOK
facebook.com/MASSNEGOCIOSDiarioOnline/
close-link

Recibí el mejor
contenido

Suscribite y recibí el mejor contenido seleccionado por nuestros editores!
CLICK - SUSCRIBIRSE
close-link