Factor Moda

Desafío empresario: el empoderamiento de la tienda online desbanca a las sucursales físicas

Internet es una fuente de oportunidades no cabe duda. Pero a pesar de esto, no todo vale y definitivamente ha llegado la hora de desterrar la falsa creencia de que los negocios on line son un camino de rosas y que solo hay que montar una tienda en la nube para empezar a vender.

Como en la vida, los cambios socio-culturales, económicos y  tecnológicos modifican paulatinamente con el transcurso del tiempo los hábitos de consumo que indefectiblemente se ven atravesados por éstos y muchos otros aspectos.

Diversidad, calidad y ahorro en precios son parte de las seductoras alternativas de este modo de compra, pero también la difusión, la llegada al consumidor meta y la dinámica de envío y devoluciones son solo algunos de los retos que enfrentan los empresarios.

Para adentrarnos en los datos de la industria global, Amazon deja cifras significativas como que el 10% de los consumidores internacionales compra en Amazon, que el 8% ha dejado de comprar en tiendas físicas o que el 12% ha dejado de comprar en otras tiendas on line. Y esto es solo un ejemplo.

Los profesionales del marketing describen a esta era como “La tercer ola del consumo”, y es partir de ella, que pueden intentar dilucidar, aquello que está por venir e intentar comprender al usuario, que aunque parezca que se intenta mimetizar con el resto, la mayoría de ellos busca diferenciarse; sin embargo, son pocos los que lo logran.

El consumidor está presente en el mundo online y el 70% de ellos realizan un estudio de mercado en sitios web antes de realizar una compra de productos y servicios. ¿Quién no se ha encontrado frente a la pc buceando en diferentes páginas comparando precios y calidades de un determinado producto que se necesita comprar?.

Los empresarios de la industria deben tener ciertos aspectos bajo su lupa

Los retailers deben ser parte de la conversación digital y no actuar como simples espectadores. Es por ese motivo, que cualquier empresa que se lance a la conquista digital debe participar activamente generando contenidos interesantes tanto de los productos como de sus sitios web, que comprometan al comprador a concretar la compra y también, a mediano plazo, y construya un vínculo de fidelidad con la marca a nivel consumo. El negocio debe lograr generar una experiencia en el usuario, generando de manera exponencial interacciones con la organización, fidelizando día a día al cliente digital.

Por su parte, los Millenials son aquellas personas de 20 a 35 años que actualmente están modificando la experiencia de compra profundamente. Este grupo social busca experiencias de compra personalizadas, es decir, deben sentir que la marca se comunica directamente con ellos, sin intermediarios. La moda debe responder a esta necesidad de comunicación.

Las cifras de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico confirman el fenómeno que representan las empresas on-line. La edición 2017 de Hot Sale vendió 435 artículos por minuto en tres días a través de 1,2 millones de órdenes de compra. La edición 2018 no se quedó atrás: $6000 millones de pesos en ventas.

“Los nuevos formatos de empresas, las nativas digitales, están directamente orientados al cliente, focalizados en el consumidor del futuro. Y las marcas que no nacieron digitales se están transformando porque entendieron que estaban perdiendo una ventaja competitiva” afirma Lucas Farrel, director comercial de Prüne.

En este contexto, ofrecer un buen servicio de atención al cliente es fundamental para demostrar a los usuarios que detrás de la pantalla del ordenador hay personas de carne y hueso dispuestas a ayudarle y solucionarle cualquier problema. Sin dudas, el servicio más valorado por los consumidores online es la atención al cliente. La rapidez en la entrega y la posibilidad de devolver el producto sin complicaciones son otros de los agregados comerciales que los consumidores online valoran.

Avanza 2018 y es evidente que como consumidores compramos cada vez más a través de tablets y smartphones, no siendo la pc la única herramienta, por lo que las páginas de tiendas on-line deben optimizarse para estos dispositivos en coordinación con la tendencia de comportamiento del consumidor meta.

La industria de la moda on-line tiene aún mucho recorrido por delante en Argentina. Es fundamental no perder de vista que un negocio online sigue siendo un negocio y que los usuarios demandan confianza, calidad, buen servicio, atención y una serie de valores añadidos que realmente consigan que la compra online les compense.

Contenido exclusivo para MASSNEGOCIOS Diario Online

Fuente: Germán Biscardi

Instagram: @germanbiscardi | @caravanaok

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com