Factor Moda

#DeQueHablamos: Moda Sustentable

Moda y sustentabilidad

Corriendo 2017, numerosas industrias no acaban de asimilar el impacto de sus actividades sobre el medioambiente, y la importancia que esto tiene para la supervivencia humana en las próximas décadas. Todo parece ser simplemente un discurso. La moda y sus actores no son la excepción.

Los procesos productivos de algunos productos indumentarios, aún hoy siguen generando un doble perjuicio: como cadena de valor generan un daño colateral al ambiente, mientras que los resultados de esta cadena -el producto mismo- genera a mediano y largo plazo de uso, perjuicios directos en el cliente.

En este trabajo desarrollamos la problemática de cada uno de los grupos de recursos comentados anteriormente y planteamos las soluciones que a nuestro entender son factibles de llevar a cabo para terminar concretando una colección de indumentaria sustentable.

Por mencionar algunos ejemplos: las vertientes de agua dulce se ven en muchos casos seriamente contaminadas por químicos de diversas categorías, provenientes de desechos de tintes, solventes y aprestos empleados en la elaboración -seriada- de prendas, mientras que los productos obtenidos de ese proceso, al contener en su trama diferentes niveles de estos productos, y en contacto con la piel, pueden derivar en reacciones cutáneas a corto plazo, y en un horizonte de largo plazo hasta diversas tipologías de cáncer.

¡Pero no todo está perdido!

Entonces: ¿de qué hablamos cuando hablamos de Moda Sustentable?

Significa no solo buscar un modelo ganar-ganar en todas las fases que involucra el proceso productivo -para muchos hoy en día, una utopía-, sino que implica además un uso necesariamente responsable por parte del consumidor, para proteger el planeta en el que hoy vivimos, y en el que futuras generaciones forjarán su destino durante los próximos años.

A nivel global, día a día, quienes tienen en sus manos el poder de decisión de las firmas de mayor poder y prestigio de la moda, se abocan a encontrar alternativas de producción que respondan a diversos factores: exigencias de vanguardia, innovación y diseño, responder a un trato digno con los trabajadores, cumplir con tasas de consumo de mercado y proteger el medioambiente. Un esquema heterogéneo que parece no tener manera alguna de cuadrar. Aquí es donde la vuelta a las bases y el resurgir de hábitos de consumo de antaño, toman la delantera.

Modistas y sastres ven paulatinamente resurgir disciplinas que hasta hace una década, parecían estar relegadas al olvido. En este cambio de comportamiento, reside la luz al final de un camino que parecía no tener salida.

El mercado actual, en el que los Millennials comienzan a asumir las riendas, retoman hábitos de consumo más conscientes, enfocados en la personalización de las prendas, la búsqueda de la exclusividad -pero a precios justos- y la sustentabilidad en la elaboración; todo encadenado a un agotamiento y saturación de mensajes prefabricados, masividad y estandarización y hastío de paradigmas preestablecidos.

La moda es expresión. Vestimos lo que somos en esencia, lo que buscamos -consciente o inconscientemente- comunicar al mundo. Bajo este golpe de timón, los mismos consumidores ponen freno a la masividad, que tanto ha dañado al medio ambiente y propone una nueva mirada.

Algo más…

¿Cuáles son los beneficios de usar ropa sustentable? (Fuente Bárbara Vespa y Lorena Tenuta, EntreMujeres)

* Es buena para la Tierra, ya que proviene de cultivos sin pesticidas ni tóxicos.

* Es buena para las personas. Se preocupa por el comercio justo.

* Es buena para los animales. La moda sustentable utiliza los productos animales pero de una manera consciente y libre de crueldad y, en algunos casos, incluso se evita el uso de productos de origen animal.

* Es más duradera. Se hace con calidad para que dure más y se necesite comprar menos prendas con menor frecuencia.

* Sus cuidados son más simples. Cuidar de estas prendas resulta más económico y sencillo: sólo necesitas lavarlas con un detergente que no dañe al ambiente y secarlas al sol.

* La moda sustentable no sólo se trata de productos hechos a base de cultivos orgánicos, sino también de productos recuperados, reciclados y prendas vintage.

Contenido exclusivo para MASSNEGOCIOS Diario Online

Fuente: Germán Biscardi

Instagram

@germanbiscardi | @caravanaok

 

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com