Emprendedores

Consejos para emprender con poco capital

¿Muchas ideas pero poco dinero? La falta de capital no tiene que ser el problema definitivo. Se puede emprender con poco dinero y tener éxito.

Si bien no se puede prometer que se va a emprender sin estrés, sin trasnoches o sin desafíos sí se es posible pensar en emprendimientos que necesiten poco o nada capital. Si se tiene espíritu emprendedor lo importante es ejercitar esa pasión, aunque no dispongamos de grandes sumas para invertir ni de inversores ángeles que nos den cualquier cosa que necesitemos. Por eso, podemos recomendar:

Emprender en lo que conocemos

Antes que intentar conquistar territorio nunca antes explorado, mejor construir un emprendimiento alrededor de los conocimientos que ya tenemos y las habilidades que ya manejamos. Mientras menos tengamos que recaer en fuentes de asesoramiento externo y menos sorpresas nos del rubro mejor para la salud del negocio. Por ejemplo si tenemos conocimientos sobre el funcionamiento de internet y redes sociales, podemos ofrecer nuestros servicios a la hora de hacer que un pequeño o mediano negocio construya su imagen en internet, así como ayudarle a captar potenciales clientes lanzando su publicidad en redes sociales como Facebook. La mayoría de las empresas hoy día tienen una web las pequeñas y medianas empresas aún cuentan con un bajo porcentaje de presencia en internet. Quizás más importante que el saber hacerlo, estaríamos hablando del tiempo que una persona de una pequeña empresa dedicaría a la construcción de su propio blog corporativo y quizás pudiéramos llegar a un acuerdo para la posterior gestión y mantenimiento de contenidos.

Aprovechar la publicidad gratis

Hoy por hoy, hay muchísimas formas de generar ruido sobre nuestro emprendimiento con un muy bajo costo y sin recurrir a financiamiento. Por ejemplo las redes sociales. Sea cual fuere, la gran mayoría son una poderosa herramienta para comunicar, generar posicionamiento, incluso inventar un branding propio. También es una herramienta que da mucha facilidad a los potenciales inversores, medios de comunicación o interesados en nuestro emprendimiento para poder contactarse.

Sudar mucho (y no renunciar al empleo fijo)

Este consejo vale por partida doble. Por un lado, porque los emprendimientos necesitan mucha atención y trabajo duro por lo que hay que dedicarle mucho más esfuerzo que a un trabajo común y corriente. Hay que estar listos a no recibir dinero por los primeros meses, seguramente, y a luchar contra la adversidad. Por eso, y porque no queremos emprender con demasiado capital, se recomienda no dejar nuestro trabajo regular actual.

 Primero, porque es una fuente de ingresos directa que puede ir a nuestro emprendimiento y segundo porque es la fuente de dinero que nos va a  mantener vivos hasta que el emprendimiento de bajo costo empiece a dar sus frutos.

No gastar de más

Muchos emprendedores pueden verse tentados a gastar de más. Gastar va a ser más que necesario y suficiente pero algunos se pueden verse tentados a comprar productos o servicios igualmente funcionales que otros, pero mucho más caros. Por ejemplo las tarjetas de presentación no tienen por qué ser las más ostentosas.

Con que cumplan su función es más que suficiente. Lo mismo vale para las herramientas de trabajo como computadoras o celulares. No gastar de más quiere decir no condenar a la esclavitud a la tarjeta de crédito sino comprar de a poco usando, por ejemplo, las ganancias de emprendimiento.

¿Y en qué se puede emprender con poco dinero?

Hay muchos ejemplos de cómo emprender con poco capital. Ya hablamos de que los capos en tecnología pueden dedicarse a manejar las redes sociales y los blogs de Pyme. La figura del asistente personal o asistente virtual tiene presencia en el país. Si tienes habilidades comunicativas, habilidades con programas básicos como Office, puedes captar a varias empresas para gestionarles las llamadas o acumulación de tareas. Si decidís hacerlo de un modo más profesional y dedicarte a la asistencia virtual puedes ayudar a las empresas y autónomos a darles una imagen más profesional.

Si tnemos conocimientos en entrenamientos e incluso en nutrición deportiva, este mercado está comenzando a emerger en varios lugares, donde incluso muchos gimnasios están subcontratando los servicios de entrenadores personales ajenos al gimnasio. Aunque hoy día un entrenador personal también puede ganar dinero con su propio blog o subiendo sus vídeos a youtube con su serie de entrenamientos ya asesoramiento.

Si lo tuyo es la edición de vídeos, puedes ofrecer tus servicios profesionales a un conjunto muy amplio de clientes. Desde empresas que están haciendo vídeos promocionales hasta matrimonios que buscan alguien que les edite su video de boda en forma de película con títulos y explicaciones. En cambio si lo tuyo es la cocina ya tienes la motivación esencial para vender esta idea a personas que no tengan tiempo de preparar una comida sana y estén cansados de alimentarse de comida rápida y enlatada.

Fuente: Matías Castro | Revista Mercado 

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com

DANOS LIKE EN FACEBOOK!

SUSCRIBITE Y RECIBI EL MEJOR CONTENIDO
SEGUIR EN FACEBOOK
facebook.com/MASSNEGOCIOSDiarioOnline/
close-link

Recibí el mejor
contenido

Suscribite y recibí el mejor contenido seleccionado por nuestros editores!
CLICK - SUSCRIBIRSE
close-link