Destacadas, Management

¿Como gestionar la Inteligencia Emocional en contextos cambiantes?

En el artículo anterior https://massnegocios.com/%EF%BB%BFque-hace-dificil-a-algunas-personas-avanzar-en-inteligencia-emocional/ se daba respuesta acerca  ¿Que hace difícil a algunas personas el avanzar en la IE?, donde se dijo que la respuesta viene ligada a los escenarios de crianza específicos, la poca información y formación en la educación primaria y secundaria en estas habilidades blandas, sumado a que cuando de resultados en las organizaciones se trata, se permite poco espacio para el desarrollo del liderazgo y la conexión con las emociones y finalmente a que las personas en los contextos de compañías, tienen y dedican poco espacio a avanzar en su autoconocimiento mediante oportunos espacios de coevaluación y retroalimentación que permita la ampliación de consciencia y el plan de acción oportuno.

La pregunta de este artículo viene centrada en ¿Como gestionar las emociones en contextos ambiguos, cambiantes, inciertos, retadores y de alta exigencia personal y profesional? Ya que hoy en día no se puede dejar a un lado la importancia que tiene la capacidad de poder comunicarse de manera efectiva con el entorno.

Si las personas son capaces de aprender a cultivar esta clase de inteligencia, tendrán la posibilidad de ser más exitosos, tanto a nivel personal como profesional. Para esto es importante no solo preocuparse por los resultados que pueden arrojar ciertas pruebas, sino también en que se descubra sus tendencias de personalidad e intereses y como los conecta con el medio en el que se relacionan; para así poder canalizar de mejor manera la vida.

Para iniciar la reflexión planteada en el nombre de este artículo, lo queremos invitar a usted como lector a que responda como ejercicio reflexivo las siguientes preguntas:

  1. En su cotidianidad y pensando en su actual rol y empresa en la que trabaja, ¿Cuál cree que es la principal fuerza que opera en contra de una organización que gestiona con mayor efectividad las emociones?
  2. ¿Cuál cree que es su principal desafío personal para avanzar de manera más efectiva en sus relaciones laborales con Inteligencia emocional?

Hay una constante que se percibe en el discurso de los líderes en los contextos organizacionales y es justamente el desafío que ellos perciben y se presenta con los constantes cambios de este siglo, producto de nuevas tecnologías, movimientos en economías globales, orientación de las empresas a lograr resultados a costos inclusive muy altos y en general tendencias de la modernidad.

Estos desafíos podrían resumirse en algunas comprensiones, una de ella es que parece que una de las competencias que cada vez es más necesaria para afrontar de manera efectiva estos cambios es la necesidad del desarrollo de la competencia Gestión de la incertidumbre. Hay muchas definiciones de esta competencia, Martinez, Gómez y Martinez (2017)[1], la definen como el conjunto de realidades que tienden a sacar a las personas de su área de confort, porque no responden a sus rutinas organizativas o personales. Citando a Richard Daft los autores también comentan que la incertidumbre es la diferencia existente entre la información necesaria y la información disponible en todo proceso de decisión.  Por lo tanto, concluyen que parte importante y necesaria para las empresas y por ende para las personas que la habitan es que piensen un modelo de gestión de la incertidumbre para generar organizaciones flexibles y competentes.

Esta competencia requiere justamente líderes más flexibles, con mayor tolerancia al error en la misma sintonía en la que demandan la innovación, con la intención de gestionar por ende su frustración y esta se logra mediante la consciencia y aceptación de las emociones no deseadas como la rabia, el miedo, la incertidumbre y todas aquellas que surgen en contextos cambiantes y desafiantes.  

“La gestión de la incertidumbre es diametralmente opuesta a la necesidad de control que solicitan las organizaciones modernas, por lo tanto, el desafío de habitar más la incertidumbre” – Sandra Willman

Este desafío puede iniciarse con tareas sencillas, pequeñas y cotidianas como por ejemplo permitir que un fin de semana sea planeado por un familiar y no por usted. Cambiar rutas frecuentes, explorar nuevos lugares asociados a sus momentos de ocio entre otros. Intente responder la pregunta: ¿Como puedo traer mayor incertidumbre en mi cotidianidad?

Otra manera de gestionar la Inteligencia Emocional en contextos cambiantes la trae Peter Senge[2] cuando expone que una competencia necesaria es el dominio personal que la significa como abarcar la vida desde una perspectiva creativa y generativa, en vez de meramente reactiva.Una manera de hacerlo es viendo el aprendizaje de diferente manera: Aprendizaje = expandir constantemente la tensión creativa. Expandir la aptitud para producir los resultados que deseamos no tanto desde la realidad y el temor por lo que pueda pasar, si no desde concretar con mayores imaginarios, visualizaciones y hechos el futuro que deseamos crear, que la energia creativa se mueva más hacia el deseo que hacia la dificultad de la realidad, se trata de un aprendizaje generativo.

“En tiempos de cambios y en un mundo vulnerable, nuestra capacidad de aprender puede llegar a ser nuestra única ventaja competitiva” – Carolina Montalto

Practicar una disciplina es diferente a emular un modelo de aprendizaje para la supervivencia organizacional. Existen dos tipos de aprendizaje: uno adaptativo y otro generativo. El primero se modifica con el pasar del tiempo y es afectado por variables externas. El segundo, aumenta la capacidad creativa y permite que los miembros del equipo puedan llevar al mercado una oferta de valor integral personificada en el recurso humano.

La mayoría de los problemas que enfrenta la humanidad se relacionan con la ineptitud de las personas para comprender sus emociones y manejar los sistemas cada vez más complejos. Ni qué decir del mundo comercial tan cambiante, que expresa simbolismos e insights como “santo y seña” para generar contenido adaptativo a través de un proceso de aprendizaje generativo.

Este tipo de aprendizaje generativo ayuda a que las personas salgan de la burbuja en la que se encuentran y los lleva a una dimensión en la que es posible explorar fabulosas herramientas. Estas, usadas en las manos adecuadas, genera soluciones fabulosas.

Se finaliza este artículo haciendo mención de la siguiente reflexión: La diferencia entre el genio y el erudito es poca; sólo que el genio es capaz de obtener pensamientos sistémicos que procuran soluciones prácticas, mientras que el erudito, mantiene el statu quo con las normas sociales y las barreras en su aprendizaje generativo.

APLICACIÓN

  • Casos Liderazgo e Inteligencia emocional
  • Modelo Liderazgo consciente en la Inteligencia Emocional
  • Buenas prácticas para el desarrollo de la Inteligencia Emocional
  • Coaching al servicio de la Inteligencia Emocional

Contenido exclusivo para MASSNEGOCIOS Diario Online

FUENTE

Carolina Montalto, Argentina

Sandra Willman Carvajal, Colombia

  • Executive and Team Coach & Mentor Coach ICF – PCC / Conscious Business Coach
  • [email protected]

REFERENCIAS:

[1] Henry Gómez- Mauricio Martinez- Jose Alirio Martinez. La gestión de la incertidumbre: Empresas inteligentes con trabajadores del conocimiento. BOLETÍN VIRTUAL – AGOSTO 2017 – VOL 6 – 8 I S N N 2 2 6 6 – 1 5 3 6

[1] Peter Senge. La quinta disciplina. Granica. 2004


© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com