Destacadas, Marketing

Combinando online con offline

Sin duda estamos en la era de lo social y qué puede ser más social que relacionarse y compartir experiencias de tú a tú. Con la revolución de las redes sociales en este mundo 2.0 es necesario seguir pensando en el aspecto humano y sus relaciones sociales. El networking consiste en establecer una red profesional de contactos que nos permita darnos a conocer pero sobre todo escuchar, aprender de los demás y encontrar posibles colaboradores, compañeros de viaje e incluso inversores.

Pero, ¿cómo podemos aprovechar todo el trabajo de una pyme o autónomo que empieza a descubrir todas las oportunidades que los nuevos medios sociales nos brindan sin olvidarse de lo más fundamental en cualquier estrategia? La conexión entre las marcas o personas pasa a ser realmente efectiva cuando podemos conocer a esa marca o persona que día a día nos habla a través de la red. El networking efectivo nos brinda la oportunidad de intercambiar información y contactos así como el establecimiento de relaciones con personas que compartan intereses profesionales comunes.

Vivimos en un mundo de “avatares”, de perfiles en redes sociales y campañas para captar la atención, todo ello con el fin de lograr los objetivos que nos marcamos y poder obtener un ROI que explique todo el esfuerzo diario de todos los componentes 2.0

El networking debe ser uno más de esos componentes. Gracias a la cantidad de eventos que se celebran relacionados con las nuevas tecnologías y con las redes sociales podemos llegar a lograr muchas más conexiones que las virtuales. Un networking efectivo llega cuando somos capaces de combinar lo virtual con lo real.

Antes de un evento prepárate, haz los deberes en casa, conoce quien estará presente, tanto ponentes como asistentes, así como anunciar tu presencia e interactuar con el resto de personas que seguramente te brindarán la oportunidad de escucharte, prepara unas frases que expliquen tu negocio.

Durante el evento lo más importante es escuchar, aprende a preguntar de manera inteligente para luego poder aprender de los demás. Con el bolsillo lleno de tarjetas de visita actúa y participa con los personajes influyentes que reconozcas, ayuda a otros posibles contactos que no puedan vencer su timidez e intenta no pasar demasiado tiempo hablando con contactos que ves en otros eventos.

Tras el evento repasa todas los contactos que has logrado hacer, clasifica sus tarjetas, interactúa de nuevo a través de sus perfiles, ponte en contacto con la organización y agradece también la posibilidad que te han brindado de hacer networking. Si no fuera por los  de eventos todo esto no se podría llevar a cabo. Y, finalmente, estudia si tus pasos durante el evento han sido efectivos o puedes mejorar en algunos aspectos para la próxima sesión y lograr que el networking llegue a ser efectivo.

Disponer de una buena red de contactos es fundamental para los negocios. Y para crear, mejorar o aumentar esa agenda, el profesional dispone de numerosas opciones. El networking es recomendable para dar a conocer nuestro negocio, para aumentar nuestra visibilidad y mejorar nuestra red de contactos comerciales y así generar negocios dentro de ella.

Si eres un autónomo los eventos y el networking tienen que formar parte de tu trabajo diario. Hay que ser selectivo y localizar los que más te pueden aportar, que sean relacionados con tu sector o simplemente por tratarse de encuentros generales en los que poder encontrar cualquier tipo de colaboración o acuerdo.

Si eres una pyme también, la persona que se encarga de estar en contacto diario con tus followers o fans debería llegar a conocerlos en persona tanto como a otras marcas que día a día comparten o “compiten” con tu empresa.

Soy un fan absoluto de las redes sociales y creo en los buenos resultados que ofrecen tanto a nivel de autónomo como pyme. Pero, sin duda, el efecto de estrechar la mano, mirar a los ojos y sentir lo que una sonrisa a uno de nuestros contactos 2.0 puede llegar a conseguir, está por encima de cualquier interacción dentro de los medios sociales.

Tomando como ejemplo a Twitter, en el que cada día participan más profesionales y representantes de empresas, clientes, partners o posibles colaboradores, la verdadera eficacia llega al desvirtualizar y entrar en el universo personal que se esconde detrás de cada avatar.

No esperes a necesitar algo, construye tu red de contactos virtual y presencial en el día a día de tu trabajo. No hay nadie que pueda venderse mejor que tú mismo, hay que presentarse o solicitar ser presentado sin ningún temor, ni el más grande de los “influencers” empezó conociendo a todo el mundo, creo incluso que no se conocía ni a sí mismo. Fuera timidez, fuera verguenzas, todos somos iguales en la red y fuera de ella y eso es lo grande de la nueva era en la que vivimos.

Es apasionante entrar en el mundo del networking social y también laboral y descubrir las posibilidades que nos ofrecen. Es muy fácil llamar a las personas por su nombre, interesarse por sus conocidos y negocios o “escuchar hablando”, indagar en sus virtudes y tomar lo bueno de todas las personas que hacen crecer este mundo en el que las experiencias y recomendaciones son tan importantes para el desarrollo de tu propio negocio.

Eso si, no lo hagas solo por caer bien, tanto en el mundo virtual como real es más fácil pillar a un “mal networker” que a un “mal community manager”.

Fuente: Javier Esteban (@javimonsalupe) director comercial de Eventosfera, desde donde organizan el área Social Media Campus Party España, colaborador en Social Media Factory, organizador de Iniciador Toledo y coordinador de los grupos internacionales de Iniciador. Su pasión son los eventos y el “social networking”.

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com