Nacionales

Autoseguro de riesgos en el trabajo: la importancia autogestionarse

En los últimos años fue adquiriendo importancia considerar la opción de reemplazar las pólizas de riesgos del trabajo de aseguradoras privadas para sus empleados por el régimen de autoseguro administrado por el empleador, con supervisión de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo. Esta iniciativa la inauguró la municipalidad de Rosario, provincia de Santa Fe, en el año 1996, y actualmente ya la adoptaron numerosas administraciones provinciales y municipales.

Ese régimen está previsto en la ley de Riesgos del Trabajo, N° 24.557, y en esencia supone que los organismos públicos (también pueden hacerlo las empresas privadas), que cuenten con el respaldo y la capacidad operativa necesaria, asumen el riesgo por la salud de sus empleados, tanto en lo que concierne a atender patologías laborales y las prestaciones dinerarias establecidas por ley, como a mejorar las condiciones de trabajo para evitarlas. Esta modalidad ofrece diferentes ventajas en materia de administración, estructura de costos y prestaciones.

El “Informe de accidentabilidad laboral 2016”, realizado por la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (SRT) y que cubre el período comprendido entre el 1° de enero y el 31 de diciembre de ese año, reveló una disminución en la siniestralidad laboral en todo el país. Si bien es un dato alentador, donde el balance del sistema de riesgos del trabajo presenta un enorme y preocupante déficit es en el desarrollo de lo que históricamente se ha dado en llamar la “industria del juicio por enfermedades-accidentes profesionales”. Este tipo de litigiosidad alude a la proliferación de demandas judiciales que se plantean contra las ART. Esta dañina conducta lleva a multiplicar los juicios como actividad rentística espuria, que no sólo pone en cuestionamiento la continuidad del sistema de riesgos del trabajo, sino que amenaza los logros comprobados de reducción de siniestralidad y los puestos de trabajo.

Cabe destacar que la Cámara de Diputados de la provincia de Mendoza aprobó el proyecto de ley de adhesión a la nueva Ley Nacional de Riesgos del Trabajo, que incorpora a las Comisiones Médicas como la instancia administrativa previa y obligatoria a la que debe acudir un trabajador para reclamar por un accidente laboral o una enfermedad profesional. De este modo, Mendoza se convirtió en la segunda provincia en adherir a la ley que impulso el Gobierno nacional, después de que hiciera lo propio la provincia de Córdoba.

Esta ley también contempla la creación del Autoseguro Público Provincial, de modo de facilitar a las provincias y a la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, una alternativa eficaz a los institutos de protección de los riesgos del trabajo que hoy ofrece el sistema de la Ley N° 24.557 y sus modificaciones.

Puedo asegurar que el contexto jurídico abre la posibilidad, para que tanto municipios como el gobierno en su administración central, puedan considerar la opción de gestión de sus propios riesgos del trabajo, poniéndose como principal responsable en la mejora de la calidad de vida laboral de todos sus colaboradores, como así también, haciendo más eficiente su prestación de salud en términos de costo y calidad.

Tuve la posibilidad de encabezar el equipo que trabajo, para la formulación del proyecto de autoseguro provincial, para el Ministerio de Hacienda. Pudimos demostrar que las deficiencias en materia de prestaciones médicas, como el costo millonario mensual que implica el mantenimiento de una póliza de ART, puede perfectamente contrarrestarse con la gestión del autoseguro de riesgos del trabajo.

En nuestro trabajo se desarrolló una propuesta para la implementación de la opción de autoasegurar a todos los empleados públicos. Esto trajo consigo exponer una estructura organizativa capaz de administrar el sistema, como una descripción de todas las adecuaciones, tanto internas como externas, que debe realizar la provincia para obtener la aprobación definitiva por parte de la Superintendencia de Riesgo de Trabajo.

Se demostró que la figura del Estado, como administrador del riesgo de trabajo de sus propios empleados, trae consigo la reducción del inicio de demandas laborales por diferencias de porcentajes de incapacidad.

Se expresó que, a través de la implementación del Autoseguro, también traería consigo una ventaja el mejoramiento en los términos de discusiones paritarias, ya que se otorgaría participación a representantes de los trabajadores en la definición de políticas de prevención, destinado a todos los establecimientos, mediante la colaboración de un comité de Higiene y Seguridad.

Para lograr todo ello, se aplicó el Know How de otras provincias que han implementado el autoseguro, especialmente el utilizado la provincia de Córdoba, permitiendo proporcionar un modelo ideal para la provincia de Mendoza.

Las provincias más importantes de la Argentina han optado por el sistema de Autoseguro. Esto representa un importante antecedente en el país a la hora de evaluar las ventajas de su implementación.

Queremos invitar a todos los municipios de la provincia de Mendoza que deseen obtener más información respecto a esta modalidad a que se contacten con Cervell a través de la siguiente dirección de e-mail: [email protected], o bien ingresando a @cervell.mza, en Facebook.

 

Fuente: MBA Daniel Hernandez – Director Cervell Consultora

 

 

 

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com

DANOS LIKE EN FACEBOOK!

SUSCRIBITE Y RECIBI EL MEJOR CONTENIDO
SEGUIR EN FACEBOOK
facebook.com/MASSNEGOCIOSDiarioOnline/
close-link

Recibí el mejor
contenido

Suscribite y recibí el mejor contenido seleccionado por nuestros editores!
CLICK - SUSCRIBIRSE
close-link