Emprendedores

9 errores de los emprendedores nuevos

Iniciar un negocio significa tener un plan y también la disciplina para ponerlo en práctica. El proceso puede ser duro pero el éxito se puede lograr siguiendo el proceso correcto. O sea que se puede aprender.

Hay algunos pasos que se pueden seguir para evitar los errores que frecuentemente cometen muchos emprendedores nuevos. Los describe Eric Ries en The Lean Startup.

O no gastar lo suficiente o gastar demasiado. El dinero es una de las principales preocupaciones. Por eso, conseguir el necesario para lanzarla empresa y sostenerla los primeros meses es la prioridad número uno.

Pensar que no tienen competidores directos. Es muy común creer que nuestra idea es única. La realidad es que siempre hay competidores directos. A menos que uno haya inventado un producto totalmente nuevo siempre va a haber alguien que ya tiene una cuota en el mercado que pretendemos conquistar.

Tomar decisiones pensando en el costo. Cuando los fondos son escasos, es muy tentador tratar de no pagar mucho en sueldos. Pero contratar empleados baratos, a la larga sale caro. No tienen experiencia o no tienen habilidades o no son confiables. O las tres cosas juntas.

Fijarse metas irrealizables. Es común que un emprendedor esté tan enamorado de u idea que la lleve adelante sin un plan sólido. Peor hay que fijar metas realistas y logrables para triunfar. Primero fijarse un objetivo razonable y luego decidir sobre los pasos que hay que seguir para lograrlo.

No pensar en el marketing. Es común pensar que nuestro producto es tan revolucionario que con solo confiar en el boca a boca los clientes van a hacer cola para comprarlo. En realidad, hay que invertir mucho en marketing, relaciones públicas o publicidad paga. Hay que mirar lo que están haciendo los competidores y ver cómo se compite con eso para diferenciarse.

Tener márgenes demasiado estrechos. Lograr un margen de ganancias sólido es fundamental para la empresa. Si se comienza con precios muy bajos luego será difícil subirlos sin perder ventas.

Pensar que lo pueden hacer todo ellos mismos. Al principio es fácil pensar que podemos hacerlo todo. Nadie conoce el producto como nosotros y nadie tiene la pasión que ponemos nosotros. Pero esto no sólo es la fórmula para el agotamiento sino que puede impedir el éxito. Hay que tener al lado a otra persona que nos dé una perspectiva más objetiva sobre el negocio y el mercado.

Trabarse pensando en “que pasa si?” Lanzarse con un nuevo negocio da miedo, no es cosa para blanditos. No es deseable tenerle miedo al fracaso o al rechazo pero permitir que uno se paralice por ese miedo nos llevará al fracaso.

Poner primero el producto y la gente después. Es fundamental adoptar un criterio de pensar primero en el cliente. Sin embargo muchos emprendedores están tan preocupados por hacer dinero que se olvidan de que la clave para lograr un negocio sostenible en el tiempo es tener clientes satisfechos y leales que sigan comprando nuestros productos durante mucho tiempo.

Fuente: Mercado

Previous ArticleNext Article

Recebí el mejor
contenido

Suscribite y recibí el mejor contenido seleccionado por nuestros editores!
CLICK - SUSCRIBIRSE
close-link