Management

4 preguntas para caer mejor a todos en el trabajo

¿En qué te puedo ayudar? O ¿querés un café? Dos de las cuatro preguntas simples que mejoran notablemente tus relaciones laborales. Agregalas al repertorio de tus charlas diarias  y tu imagen mejorará.

Muchos trabajadores ignoran la importancia de tener una buena relación con los compañeros de trabajo. Pero con pensarlo sólo un poco caemos en la cuenta de que es de suma importancia, porque son personas con las que pasamos al menos seis horas diarias de nuestra vida. Son personas que vemos casi todos los días del año y con quienes inevitablemente tenemos que tener una buena relación. Y tenerla es mucho más fácil de lo que parece. En efecto, con agregar estas simples cuatro preguntas a nuestro repertorio de charla de ascensor vamos a ver una gran mejora en el ambiente de trabajo.

¿En qué puedo ayudar?

Muchos de nosotros nos encontramos demasiado comprometidos con el trabajo propio como para voltear y mirar qué hacen los demás. Es natural, es nuestro trabajo después de todo. Pero eso nos distancia y no nos ayuda a establecer buenas relaciones. Pero se puede solucionar fácilmente. Con sólo dos preguntas, ¿en qué trabajas? Y ¿te puedo ayudar? Ya estamos reforzando la idea de que trabajamos en equipo y que estamos dispuestos a sacrificar tiempo de nuestro trabajo para ayudar a otros. Si demostramos que tenemos conciencia de la existencia de otras personas con sus propios problemas vamos a parecer más amigables y más humanos. Si logramos contagiar ese sentimiento a más compañeros antes de que nos demos cuenta vamos a haber formado una red de trabajo que nos va a hacer la vida más fácil.

¿Me contás más?

A cualquiera que haya trabajado en un proyecto difícil o importante sabe lo bien que se siente compartir el orgullo o la frustración con otros. Pero no es costumbre que nuestros compañeros nos escuchen con detenimiento, por lo general explicamos muy por arriba por miedo a aburrir o molestar al interlocutor. ¿Qué pasaría si damos vuelta la ecuación? Cuando un compañero nos cuente un problema o un logro sobresaliente repliquemos con ¿me contás más?. Una simple pregunta que nos acerca emocionalmente a otros compañeros de la oficina y que además nos permite a nosotros mismos contar nuestras experiencias y recibir un consejos.

¿Qué pensás de esto?

De alguna u otra manera todos somos creativos. Todos tenemos ideas, proyectos o planes a futuro. Incluso relacionados al trabajo. Pero no todos los jefes son proclives a escuchar las sugerencias de los trabajadores o de los empleados por debajo de su jerarquía. Pero entre los pares de oficina esto no tiene que ser así. Siempre que podamos, indaguemos sobre las ideas de los otros y, en particular, intentemos que los demás lo hagan sobre nuestras ideas. Compartir ideas es la mejor forma de generar vínculos positivos en el trabajo.

¿Un café?

También puede ser un mate. Lo importante es que de todas las preguntas que podemos hacer es la más sencilla y la menos comprometida y además puede ser el puntapié para las otras. Si no tenemos el humor o la capacidad de indagar profundamente en proyectos o cuestiones personales, ofrecer un café o cualquier atención a un compañero atareado o en alguna situación incómoda puede cambiar el humor de toda la oficina. No cuesta nada y puede valer mucho.

Fuente: Revista Mercado

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com