Destacadas, Nacionales

1 de 4 personas cree que podrá ahorrar para cuando se jubile

Se espera que las personas vivan entre 15 a 20 años jubilados, pero sin una mejor planificación, en muchos casos sus gastos superarán sus ahorros, según una encuesta global de Mercer en 12 países.

La edad esperada de jubilación ya no existe porque la gente está trabajando más años, ya sea por elección o necesidad económica. Más de dos tercios (68%) de los encuestados, espera seguir trabajando en cierto grado o no jubilarse nunca.

Ochenta y ocho porciento (88%) de los adultos se siente responsable por sus ingresos de jubilación, pero  muchos no toman las acciones necesarias.

Mercer, consultora global líder en recursos humanos anunció los hallazgos de una nueva encuesta sobre seguridad financiera “Healthy, Wealthy and Work-Wise” de Mercer, que identifica imperativos críticos para la seguridad financiera en áreas de salud, acción, tecnología y estructuras.

El estudio se realizó en 12 países, 7 regiones y contó con la participación de 7.000 adultos mayores de 18 años y 600 líderes en toma de decisiones tanto del sector público como privado. Sus principales conclusiones son:

  • Las personas no están seguras de que tendrán suficiente dinero para jubilarse: Se espera que las personas vivan entre 15 a 20 años jubilados, pero sin una mejor planificación, en muchos casos sus gastos superarán sus ahorros. Dado que los ahorros personales no son suficientes y según lo demostrado por la investigación, sólo un cuarto de los prejubilados confía en que ahorrarán lo suficiente para el retiro.

“En este sentido, Argentina está dando un paso habiendo incluido en la reforma tributaria deducciones impostivas para el ahorro para la jubilación. Sin embargo, el camino a andar está sembrado de necesidades de inversión en herramientas tecnológicas para la educación financiera e instrumentos de ahorro para toda la población”, expresó Ana María Weisz, Directora de Wealth de Mercer.

  • La edad de jubilación desapareció. La edad esperada de jubilación ya no existe porque la gente está trabajando más años, ya sea por elección o necesidad económica. Más de dos tercios (68%) de los encuestados, espera seguir trabajando en cierto grado o no jubilarse nunca. Como trabajar por un periodo más extenso requiere tener cierto grado de aptitud física, la salud es vital para el patrimonio. Aún así, sólo un 39% declara tener un buen o excelente estado de salud compatible con el trabajo que desarrollan en la actualidad.

“Argentina ha dado un gran paso habiendo dado la opción de postergar  la edad de retiro a 70 años en ambos géneros. También somos un país casi único al ofrecer salud para todos los jubilados (PAMI), aunque allí el gobierno tiene un largo camino que recorrer para su mejora. Quien desee tener un plan de medicina prepago tendrá que tener ahorrado a la edad de retiro un capital superior a 1 millón de pesos para poder financiarse la cuota en forma vitalicia”,destacó Weisz.

  • Las personas no están ahorrando en forma proactiva. Ochenta y ocho porciento (88%) de los adultos se siente responsable por sus ingresos de jubilación, pero muchos no toman las acciones necesarias. Son varios los factores que afectan la capacidad de ahorro e inversión: estrés, asequibilidad, y confianza en las inversiones, según la  edad, género y etapa de vida. En la actualidad, un tercio de los encuestados indica que no ha realizado ningún cálculo financiero de ahorro para la jubilación, y el mayor segmento de la fuerza laboral (la generación del milenio o los ‘millennials’) cambia de trabajo con mayor frecuencia, lo que también tiene impacto en los ahorros. La mujeres enfrentan diferencias por género en cuanto a desigualdad salarial y continuidad laboral; y los trabajadores independientes o informales se las tienen que arreglar casi solos.

“Los planes de pensión están creciendo en Argentina pero no así el asesoramiento, y la siembra de interés en el tema. Necesitamos más sponsors: empresas, colegios de profesionales, sindicatos, instituciones financieras, aseguradores, y por qué no las instituciones educativas. Es fundamental la inversión en tecnología que permita que las personas de cualquier edad puedan hacer sus propias proyecciones”, señaló la experta de Mercer.

  • Las personas confían en la asesoría que les dan sus empleadores para sus ahorros. Los resultados de la encuesta demuestran que la población tiene un alto nivel de confianza en los consejos de sus empleadores. Un 79% sostiene que los consejos de su empleador son seguros e independientes en cuanto a la planificación, ahorro e inversión. Estos datos demuestran que existen oportunidades para que los empleadores desempeñen un papel crucial para superar los obstáculos de inversión actuales para las personas. En comparación, solo uno de cada seis encuestados indica haber consultado un asesor financiero para calcular los ahorros para la jubilación, tal vez porque solo el 56% de los encuestados indicó que confiaba en los asesores financieros.

“En Argentina el 52% de las empresas tienen plan de pensión. La comunicación es a través de portales que permiten analizar la evolución financiera. Además hay herramientas que ofrecen educación previsional para que las personas puedan entender lo que van a recibir del Estado”, señaló Weisz.

  • Todos deben poner de su parte. Individuos, empleadores y gobierno deben trabajar juntos para garantizar la seguridad de todos. Innovación, tecnología, nuevas formas de pensar y adaptación cultural, todos y cada uno de ellos juegan un rol en la reinvención de las expectativas para enfrentar nuevas realidades.

“Es verdad aunque prefiero agregar a todos los demás actores, en especial a quienes ofrecen mecansimos de ahorros: instituciones financieras y aseguradores”, remarcó Weisz .

Según el Gerente Global de Patrimonio Inidvidual de Mercer, Renee McGowan: “El estado actual de la seguridad financiera exige una revolución. La buena noticia es que si hacemos algo ahora, tendremos la oportunidad de enfrentar la brecha en los ahorros y encaminarnos en forma concomitante a las normas culturales del presente. La sociedad está cambiando y nuestro enfoque respecto a los ahorros y la seguridad financiera debe cambiar con ella”.

Los resultados de la investigación exigen acciones inmediatas para resolver la actual brecha que existe en los ahorros financieros a nivel global.

De acuerdo a las palabras de Rich Nuzum, Presidente de Patrimonio de Mercer: “El catalizador de nuestra investigación fue la convergencia de varias tendencias globales incluyendo la incertidumbre económica, el déficit de las pensiones, mayor expectativa de vida, discriminación por edad y reducción en los beneficios laborales, entre otros factores”. “Estas tendencias intersectan con la salud, el patrimonio y la carrera profesional por lo tanto para planificar la seguridad financiera se deben considerar todas esas áreas”. “La actual expectativa de jubilación a cierta edad ya no existe. Como las personas vivimos más y trabajamos más, hay que olvidarse del concepto de jubilación como lo conocemos hasta ahora. Para vivir bien más adelante es necesario actuar ahora, y la responsabilidad de actuar nos incumbe a todos, tanto al sector privado y público como a los particulares.”

“Ante la ausencia de una bola de cristal que nos permita determinar cuánto vamos a vivir y qué vamos a necesitar para vivir bien, para vivir mejor adelante hay que actuar hoy. Hoy es el pasado del futuro”, concluyó Weisz.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

© 2016 MASSNEGOCIOS - DIARIO ONLINE

El Desarrollo web de MASSNEGOCIOS es realizado por BREKOR.com