Emprendedores, Internacionales

La esposa de un granjero instaló su propia banda ancha y abastece a 2300 personas en Inglaterra

Christine Conder quería tener una buena conexión en su granja, así que hizo una zanja, compró fibra óptica y armó una conexión casera; ahora tiene clientes en todo el país.

“Soy solo la esposa de un granjero”, dice Christine Conder modestamente. Pero para 2300 miembros de las comunidades rurales de Lancashire, en el noroeste de Inglaterra, es una pionera revolucionaria de internet.

Su solución casera a los problemas de conectividad del pueblo en 2009 se convirtió en B4RN (Banda ancha para el norte rural, en español), un proveedor de internet de banda ancha que ofrece velocidades de un gigabit por segundo (1Gbps) a las comunidades del pintoresco Valle de Lune.

Esa velocidad es 35 veces mayor que el promedio de 28,9 megabits por segundo (28 Mbps) de internet en Reino Unido, según Ofcom, el ente regulador de las comunicaciones británico.

Todo comenzó cuando los árboles que separaban a la granja de Chris del punto de internet inalámbrico más cercano -la única conexión a internet del pueblo proporcionada por la Universidad de Lancaster- crecieron demasiado.

Se necesitaba una conexión más fuerte y no había alternativas disponibles en el área, así que Chris decidió resolver el problema por sí misma.

Trabajo para los próximos 10 años

Compró un kilómetro de cable de fibra óptica, cavó una zanja con su tractor y conectó su granja al punto de internet. “Probamos que la gente común podía hacerlo”, dice. “No fue ciencia espacial, fueron tres días de duro trabajo”. Su lema, que repite a menudo en la conversación, es “solo hazlo”. Y ella así lo hizo.

Ahora B4RN afirma haber tendido 3218 kilómetros de cable de fibra óptica (la distancia entre Lima, Perú, y Santiago de Chile) y conectado a una serie de comunidades locales a su red. El servicio es tan popular que la empresa tiene trabajo para los próximos 10 años y hasta gente de Sierra Leona, en África, ha asistido a los “Show Tell Day”, eventos para comunidades interesadas en replicar el modelo de B4RN.

Voluntarios

La organización no conecta casas individuales, sino pueblos enteros, así que todos los pobladores tienen que ponerse de acuerdo para integrarse al sistema. Cada hogar paga una tarifa de instalación de 150 libras (US$ 184) y 30 libras (US$ 36) por mes. Las empresas grandes aportan 60 y 150 libras (US$73 y US$ 184) mensuales.

La única infraestructura es el cable de fibra óptica conectado a las propiedades. La mayor parte de la tarea la realizan voluntarios, aunque ahora B4RN también cuenta con 15 trabajadores pagados. Los agricultores autorizan la entrada a su tierra y los que tienen equipos como excavadoras y tractores hacen el trabajo pesado.

B4RN todavía debe devolver la inversión a sus accionistas para obtener ganancias, aunque una de las condiciones es que los beneficios se reinviertan en la comunidad.

Reconocimiento real

Chris fue reconocida con el título de MBE (Miembro de la Orden Más Excelente del Imperio Británico) en 2015, junto a Barry Forde, un profesor universitario jubilado que también lidera la iniciativa, por contribuir a la expansión del internet de banda ancha en zonas rurales.

Increíblemente, muchos clientes de B4RN habían sobrevivido con una conexión telefónica de internet o pagaban altos precios por redes satelitales. Algunos todavía lo hacen.

La conexión a internet es vital para los granjeros, ya que tienen que registrar cada becerro que nace en la página web del Departamento de Medio Ambiente, Alimentación y Asuntos Rurales británico (Defra, por sus siglas en inglés) en sus primeros cinco días de vida.

“Todos los agricultores que no tienen banda ancha dependen de los espacios públicos de internet inalámbrico, que no tenemos aquí tampoco, o deben pagarle a alguien para que lo haga”, explica Chris.

“Por eso los agricultores han apoyado increíblemente este proyecto.Nos han dado acceso a sus tierras, que atravesamos para conectarlos y para llegar a las aldeas que subsidian las conexiones de los primeros”, agrega.”Es una por otra”.

Hay más proveedores independientes de banda ancha que aseguran ofrecer velocidades de 1 Gbps. “No podemos cubrir todo el país. (BT, Virgin, etc.) son ??buenos negocios, existen para obtener ganancias, eso es lo que se supone que hacen las empresas. Pero la mejor manera de asegurarse de que todos en el país estén conectados es apoyar a las redes alternativas”, comenta Chris.

Fuente: BBC

Previous ArticleNext Article

Recebí el mejor
contenido

Suscribite y recibí el mejor contenido seleccionado por nuestros editores!
CLICK - SUSCRIBIRSE